El campo está trabajando en estos tiempos de crisis. Además, no ha dudado en desinfectar poblaciones con sus tractores, en recoger material o fabricar mascarillas para los servicios sanitarios y veterinarios ofrecerse como voluntarios. Y ahora la solidaridad agraria da un paso más y está donando carne y fruta para los hospitales.

Así, Anecoop y sus cooperativas y empresas socias, ante la crisis del coronavirus que está golpeando, especialmente, a los más vulnerables, se solidarizan con la situación donando 7.500 kilos de fruta a diferentes instituciones benéficas de las provincias de Murcia, Almería, Castellón, Valencia y Alicante además de al hospital que se ha instalado en IFEMA Madrid para atender a los afectados por el COVID-19.

En esta línea y en nombre de la organización, el Director General de Anecoop, Joan Mir, ha querido enviar un mensaje de ánimo a toda la ciudadanía y muy especialmente a aquellos que se están viendo más afectados por esta pandemia: “Con este envío queremos informar a todo el mundo de que el sector agroalimentario está doblando esfuerzos en estos días tan difíciles para seguir alimentando a la sociedad, lo que incluye a las personas más castigadas por esta crisis, como son los enfermos, el personal sanitario y los colectivos sociales más vulnerables”.

Por su parte,  el Consejo Regulador la Indicación Geográfica Protegida de Cordero de Extremadura, Corderex, en colaboración con la Diputación de Badajoz, también se ha sumado a esta solidaridad agraria y ha entregado 200 kg de carne de cordero certificada a varios hospitales de la Comunidad con motivo de la crisis sanitaria.

La iniciativa ha comenzado con el Hospital de Mérida y el Hospital Tierra de Barros de Almendralejo que utilizarán el producto para elaborar los menús de los enfermos y el personal sanitario.

Mediante esta iniciativa, que continúa abierta y podrá ser ampliada a más hospitales durante la crisis sanitaria, la IGP trata de “contribuir con los medios necesarios para facilitar la situación de los hospitales de la región y apoyar la labor de los sanitarios que están trabajando muy duro durante estos días para frenar los efectos de esta pandemia”, afirma Raúl Muñiz, director técnico de Corderex.

Asimismo, la bodega Dehesa de los Canónigos se suma a las iniciativas sociales y a la solidaridad agraria para ayudar a la lucha contra la pandemia del coronavirus través de una cata virtual solidaria para la que dona 100 estuches de vino por valor de 7.000 euros y cuya recaudación irá destinada a la compra de material sanitario para el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

Tras varias conversaciones mantenidas esta misma mañana por parte del director general de Dehesa de los Canónigos, Iván Sanz, con el órgano de gestión del Hospital Clínico Universitario de Valladolid se ha llegado al acuerdo de que el importe será destinado a la compra de material como guantes, mascarillas o gel desinfectante, necesarios para el seguro desarrollo de la labor del personal sanitario.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here