De lo prometido al hecho. Desde Almendralejo (Badajoz) hasta Lérida pasando por Granada, Ciudad Real, Toledo, Madrid, La Rioja, Jaén, Málaga o Cádiz los empresarios agrarios han cumplido su promesa y puesto a disposición de las autoridades competentes (alcaldes, delegados de Gobierno y Administraciones regionales) sus equipos de maquinaria y su trabajo con el fin de ayudar a frenar la propagación del virus en los espacios abiertos de municipios y ciudades.

Una mezcla de hipoclorito y agua, similar a la lejía, es lo que se está usando para desinfectar los espacios públicos exteriores. Con los tractores y atomizadores se pretende frenar la propagación del virus, ya que el empleo de este tipo de maquinaria es mucho más eficiente que el tratamiento realizado con equipos individuales. Desde las oficinas de Asaja se elaboran listados de agricultores que quieren colaborar y se ponen a disposición de las autoridades para coordinas las tareas.

“Los agricultores y ganaderos no somos ajenos a los momentos tan complicados que vive toda la sociedad y queremos contribuir con nuestro granito de arena. Saldremos allí donde se nos necesite para luchar contra este virus que nos ha afectado a todos” ha declarado el presidente de ASAJA-Lérida, Pere Roque.

Asimismo, el secretario general de ASAJA Granada, Manuel del Pino, ya ha confirmado que esta campaña ya se ha iniciado en algunos pueblos como Alhama de Granada, Otura o Cúllar Vega. Alklí, también se cumple su promesa.

Resolver problemas derivados del Estado de Alarma

 Al margen de estas tareas, los agricultores y ganaderos siguen cumpliendo con su principal responsabilidad que no es otra que proporcionar alimentos sanos y de calidad a toda la sociedad, también en momentos de máxima dificultad como son  estos. Y desde ASAJA seguimos trabajando para facilitarles su trabajo y para resolver todas aquellas dudas que se están generando en el sector como consecuencia de  la aplicación del Estado de Alarma.

Estamos trabajando con la Administración para clarificar normativas  sobre cuestiones como son los movimientos de circulación a las explotaciones (desplazamientos de los trabajadores); los saneamientos ganaderos o la  adquisición de aquellos insumos que son imprescindibles para la producción de alimentos (semillas, plantones, abonos, fertilizantes, productos veterinarios o piensos).

Igualmente, consideramos necesaria la apertura de mercados y lonjas para dar salida a los animales y también hemos reclamado soluciones ante el cierre de fronteras para las producciones agrarias que tienen que abastecer a otros mercados.

(Fotos: Asaja Granada)