En pleno proceso de movilización del campo, con promesas desde el Gobierno en acabar con la venta a pérdidas y con las “promociones desleales”, UPA ha denunciado que la multinacional de la distribución Carrefour está hundiendo el valor de la fresa hasta el punto de regalar fresas a sus clientes. “Estos son los abusos que nos han traído hasta aquí”, dicen los agricultores.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha denunciado públicamente a la multinacional francesa Carrefour por realizar prácticas comerciales desleales con la fresa española. En estos días, el gigante de la distribución está regalando fresas a sus clientes, en lo que supone, para UPA, el paradigma de la “venta a pérdidas”, pues directamente regalan el producto.

La práctica de regalar fresas ha indignado a los agricultores, que se movilizan estos días en toda España -este jueves 13, en Córdoba y Málaga, el viernes 14 en otras cuatro regiones, y en Huelva, el próximo 27 de febrero, a las puertas de la frontera entre España y Portugal- por la brutal crisis de rentabilidad a causa de la falta de precios justos. “Causa aún más indignación” que la promoción esté activa en toda España excepto en Sevilla y en Huelva, donde la importancia social del cultivo de la fresa impide a esta empresa cometer esta “tropelía”.

UPA ha exigido por eso a la salida de una nueva reunión con el ministro de Agricultura, Luis Planas, que estas prácticas deben ser prohibidas con una reforma “valiente y urgente” de la Ley de la cadena alimentaria. El concepto es sencillo, afirman: debe prohibirse la “destrucción de valor” del producto. “Esas fresas han tenido un coste de producción, de transporte, de distribución… esto es un ejemplo clarísimo de destrucción de valor a lo largo de la cadena agroalimentaria”, han señalado.

Carrefour es una de las grandes empresas que no han firmado el código de buenas prácticas comerciales en la cadena alimentaria. Un código que impediría a la empresa cometer estos abusos con cualquier alimento, pero que es de suscripción voluntaria para los operadores. UPA ha exigido a la empresa que abandone estas prácticas y “deje de hacer negocio con la ruina de los agricultores”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here