El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS), Lucas Jiménez, ha considerado este miércoles 8 que el Gobierno central está aún a tiempo de “rectificar” y volver a la “lógica” durante este mes autorizando caudales para el regadío, pero que si no lo hace, el sector se movilizará de manera “muy virulenta”.

Jiménez ha trasladado la “preocupación” de los regantes al presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras, y el consejero de Agricultura, Antonio Luengo, con quienes se ha reunido este miércoles en el Palacio de San Esteban de Murcia.

Respecto a la investidura de Pedro Sánchez, ha dicho que los regantes están “muy preocupados” por la decisión que se tome en la próxima Comisión Central de Explotación del Trasvase, prevista para próximo martes 14 de enero, en la que los embalses de cabecera seguirán en nivel 3, lo que requiere de la autorización del Ministerio para la Transición Ecológica.

Tras la negativa de trasvasar agua para el regadío en los meses de noviembre y diciembre en contra del criterio de la citada comisión técnica, ha dicho que el Ejecutivo está “a tiempo de rectificar” y “volver sobre sus pasos” basándose en la “lógica” de que “cuando alguien tira por un camino erróneo” se puede luego reflexionar y rectificar.

El agua desalada no es tampoco suficiente por sí sola porque no hay suficientes infraestructuras de conducción para trasladarla

Si eso no ocurre y en enero los regantes tampoco reciben caudales, ha advertido que convocarán manifestaciones que se concretarán en los próximos días, cuando se reúna el Círculo del Agua.

Reiteró que el trasvase es fundamental por sí mismo y para complementar a otros recursos que por sí mismos no son suficientes, como la desalación o depuración, y que necesitan los aportes del Tajo para disminuir su todavía alta salinidad para poder ser útiles para el riego.

El agua desalada, ha añadido, no es tampoco suficiente por sí sola porque no hay suficientes infraestructuras de conducción para trasladarla desde las plantas ubicadas a pie de mar hasta los regadíos que se encuentran a varios kilómetros y en altura.

Si por el momento no ha bajado la producción agrícola a pesar de los dos trasvases cero es porque la Región de Murcia cuenta con unas reservas de unos 20 hectómetros cúbicos de agua, que se suman al agua desalada, pero que se acabarán próximamente si no llegan nuevos caudales, afectando a las producciones de verano.

Además, ha pedido a López Miras que haga un “frente común” con los presidentes andaluz y valenciano, para que los tres tiendan puentes en esta materia y se compenetren también en la “defensa jurídica” de los recursos que se están preparando contras las dos decisiones de trasvase cero.

1 Comentario

  1. pero esta gente es lo de siempre
    siguen votando a ls qe pararon ls desaladoras marinas = PP Cs
    haciendo ademas desaparecer el dinero cn corruPPcion
    y ahora se enonan y llaman ademas a la violencia…
    cuando ademas mucha parte d ese agua va para campos de golf de solo unos popcos ricos
    se la estan buscando…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here