La Unión de Pequeños Agricultores ha recomendado a los viticultores de Castilla y León negocien con las bodegas garantías de un precio rentable de la uva y si no llegan a acuerdos la opción de acogerse a la ayuda de la vendimia en verde.

Ya se ha hecho público el Real Decreto de apoyo al sector vitivinícola enmarcado en el contexto de la pandemia de la covid-19, que la UPA ha valorado en un comunicado pero que es «insuficiente» dado el peso relevante de la producción de vino en Castilla y León y porque, indirectamente, ya está provocando algunas diferencias en los precios según las zonas productoras..

Por este motivo, ha reclamado a la Junta que complemente las ayudas recogidas por el Gobierno central. La UPA CyL reclama desde hace semanas medidas públicas de apoyo que vayan dirigidas a retirar producción del mercado en una campaña que se presenta abundante en producción.

Al mismo tiempo, tras haber hablado con las bodegas, éstas ya han anunciado que no podrán sacar las existencias de la cosecha anterior debido a la caída del consumo en restaurantes, hoteles y cafeterías, apuntando a una caída de precios en los contratos y dificultades para dar salida a la producción de la presente campaña.

Por eso, UPA ha valorado que en el Real Decreto se incluya la medida de la vendimia en verde eliminando racimos cuando todavía están inmaduros y percibir, a cambio, una ayuda compensatoria del 60 % por pérdida de renta en función de la media del precio de la uva de las tres últimas campañas.

Por otra parte, desde la organización agraria se recuerda que el plazo para que las bodegas se acojan a las ayudas al almacenamiento en barrica y los productores puedan acceder a las ayudas de vendimia en verde finalizan el 23 de junio.