La Inspección de Trabajo de Álava ha alertado de las «numerosas» suplantaciones de identidad que ha detectado entre temporeros procedentes de otros países que trabajan en las campañas de recogida de patata y remolacha y en la vendimia en este territorio.

Un problema a tener muy en cuenta ya que cabe destacar que el comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, ha explicado en una entrevista que es partidario de excluir de las ayudas de la PAC a las explotaciones que no respeten los derechos laborales de los temporeros, aunque reconoce que aún no se sabe cómo articular esta medida.

La Subdelegación de Gobierno en Álava ha explicado en un comunicado que para concienciar a los agricultores y viticultores de los riesgos que asumen si contratan a personas que se hacen pasar por otras ha comenzado una campaña que consiste en el envío de cartas informativas a 1.791 empleadores.

En la misiva les advierte de que deben ser conscientes de los riesgos jurídicos que asumen en el caso de no efectuar «una mínima comprobación visual de los rasgos» de la persona que pretenden contratar comparándolos con la fotografía que figure en su correspondiente autorización administrativa para trabajar en España.

En este sentido, se recuerda que los «ciudadanos extranjeros mayores de 16 años precisan para ejercer cualquier actividad lucrativa, laboral o profesional la correspondiente autorización administrativa previa para residir y trabajar».

El incumplimiento de esta exigencia puede dar lugar a la comisión de la infracción muy grave, que puede implicar sanciones de entre 10.001 y 100.000 euros.

Por ello, la Inspección insiste en que en el momento de contratar a trabajadores extranjeros extracomunitarios se debe comprobar «la validez y exactitud de las autorizaciones para trabajar en España» para evityar la suplantaciones de identidad. Para ello, el empleador debe examinar el período de validez del documento de autorización para trabajar en el país.

La campaña informativa de la Inspección de Trabajo en Álava cuenta con el apoyo del sindicato de agricultores UAGA.