Parece a que los mercados no le preocupan demasiado la sequía la rebaja de las previsiones de cosecha e incluso los datos internacionales de la USDA, ya que los precios mayoristas de los cereales siguen sin levantar cabeza y acumulan una semana más con caídas en las cotizaciones, salvo el trigo duro que simplemente repitió. Poca buena noticia para un sector que cada está más preocupado con las posibles pérdidas que puede sufir esta campaña.

Así, los precios medios mayoristas del trigo blando mantienen su tendencia a la baja y en la segunda semana de julio descendieron un 1,1 % respecto a la anterior, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Los datos relativos a la semana 28 (del 8 al 14 de julio de 2019) confirmaron también nuevos descensos para el precio de la cebada (-0,84 %) y la cebada malta (-0,31 %), mientras que el del trigo duro permaneció estable y el del maíz mejoró en un 0,09 % respecto a la semana precedente.

El precio medio del maíz se situó en 188,63 euros por tonelada; el de la cebada, en 178,79; el trigo duro, en 211,67 euros; y el del trigo blando, en 193,85 euros.

En cuanto a la cebada malta, el precio permaneció estable en 192,00 euros.

Respecto al acumulado de 2019, la evolución de los precios mayoristas de los cereales reflejan un incremento del 3,79 % en los del maíz y del 3,5 % en los del trigo duro, mientras que bajan un 6,76 % los de la cebada y un 4,05 % los del trigo blando.

Por su parte, en el segmento de proteínas y subproductos, desde el mes de enero los precios de la soja también siguen sin levantar cabeza han bajado un 1,52 %, los de la colza, un 9,45 %, mientras los del girasol se han mantenido estables y los de la cascarilla han crecido un 21,03 %.

El precio medio de la pulpa ha experimentado un incremento acumulado del 1,42 %.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here