Los precios medios mayoristas de los cereales se estancan. Con la misma tónica de las últimas semanas, las variaciones siguen siendo muy leves y tan variables como la tónica del último mes. Lo que sube una semana, baja a la siguiente y viceversa. Lo que no cambia es que las previsiones de esta campaña son siempre a la baja.

Con este panorama, los precios del maíz frenaron en la primera semana de julio su tendencia al alza al registrar un leve descenso del 0,05% respecto a la anterior, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Los datos relativos a la semana 27 (del 1 al 7 de julio de 2019) confirmaron, por el contrario, una nueva caída del precio de la cebada (-0,30%) y del trigo blando (-0,33%), mientras que el trigo duro se recuperó con un repunte del 0,40% respecto a la semana precedente.

Concretamente, el precio medio del maíz se situó en 188,37 euros por tonelada; el de la cebada en 179,76; el trigo duro en 211,67 euros; y el del trigo blando en 195,38 euros.

En cuanto a la cebada malta, los precios se estancan y permanecieron estables en 192,60 euros.

Respecto al acumulado de 2019, la evolución de los precios mayoristas de los cereales reflejan un incremento del 3,65 % en los del maíz y del 3,5 % en los del trigo duro, mientras que bajan un 6,26 % los de la cebada y un 3,29 % los del trigo blando.

En el segmento de proteínas y subproductos, desde el mes de enero los precios de la soja han bajado un 3,03 %, en contraste con la subida de los de la colza, que se han disparado un 25,98 %, y los de la cascarilla, que han crecido un 21,03 %.

Los incrementos acumulados han sido más leves en el precio medio de la pulpa, que sube desde enero un 1,42 %, mientras que la pipa de girasol sigue sin registrar cambios en su cotización media.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here