Tras una semana en la que se suponía que era de transición tras aprobarse la cuarta y última licitación para el almacenamiento privado de aceite de oliva, los mercados han seguido actuando como si no hubiera habido licitación y ningún cambio. Y eso que se ha logrado superar en 15.000 toneladas la cifra de 200.000 que se había marcado Cooperativas para que afectará positivamente a los precios.

Según fuentes de Oleoestepa, todas las categorías repitieron, manteniéndose el extra a 2.350 euros, el virgen a 1.900 euros y el lampante en una horquilla de 1.800 a 1.850 euros por tonelada manteniendo los precios y frenando el poco aire que le había dado la semana anterior. Es como si no hubiera habido licitación.

Sin embargo, el Poolred de la Fundación del Olivar (Poolred) no tuvo el mismo recorrido al recoger subidas, bajadas y repeticiones. En esta última semana de datos, en lampante se fijó un precio medio al alza de 1.777 (frente a los 1.766 euros, de la semana anterior). El virgen cede hasta los 1.877 euros (1.951 euros, la anterior), mientras que el aceite virgen extra repite a 2.144 euros por tonelada.

Por su parte, en el último Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en la semana 9, que va del 24 de febrero al 1 de marzo, se destaca que se anotaron subidas generalizadas en las cotizaciones de los diferentes tipos de aceite de oliva, variando el porcentaje según el producto.

La subida registrada en el aceite de oliva virgen extra <0,8º fue del 0,76%; en el de oliva virgen de 0,8º a 2º fue del 0,17%; en el aceite de oliva lampante >2º, del 0,34%; en el aceite de oliva refinado, del 0,12%; en el aceite de oliva orujo crudo del 0,03% y; en el aceite de oliva orujo refinado, del 0,01%.

Respecto al aceite de girasol refinado, la variación anotada en el precio es negativa (-0,63% respecto a los precios anotados la semana previa).