En otra semana convulsa para el sector olivarero, no tanto por las cotizaciones como sobre la necesidad o no de volver a manifestarse, los precios en origen del aceite de oliva han estado liderados por las fuertes subidas, dando alas a lo que se niega a volver a la calle pero tampoco no tan rentables como para conformarse, como señalan los que sí quieren regresar a las movilizaciones y no están conformes con la actual situación de precios.

Por el momento, el sistema Poolred de la Fundación del Olivar (Poolred) ha destacado incrementos generalizados durante esta semana. En extra se fijó un precio medio de 2.342 euros frente a los 2.158 euros de la semana anterior. El virgen quedó a 2.027 euros (1.923 euros, la semana anterior) y el lampante a 1.998 euros por tonelada (1.924, la anterior).

Por el contrario, como reflejo de lo que se está viviendo en el sector, según fuentes de Oleoestepa aunque el mercado registró mayor actividad a nivel operativo, con niveles de demanda más altos, los precios se mantuvieron sin cambios: el extra a 2.300 euros, el virgen a 2.050 y el lampante a 1.950 euros por tonelada.

Por último, según el último Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en la semana 24, que va del 10 al 16 de junio, predominaron las fuertes subidas en las cotizaciones semanales de los principales aceites de oliva, un dato que choca frontalmente con las cotizaciones ofrecidas la semana pasada por el propio MAPA.

Así, según el úLtimo informe, el Virgen extra 0,68%, lampante 0,83% y oliva refinado 0,06%. Tan solo se ha producido un ligero descenso del (-0,28%) en el aceite de oliva virgen. Los aceites de orujo tanto crudo como refinado permanecen estables.
 El precio del aceite de girasol refinado también permanece estable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here