Arroceros y cooperativas, respaldadas por la federación de Cooperativas Agro-alimentarias de Sevilla, entre otras entidades, reclamarán este jueves una mayor dotación hídrica que salvaguarde la cosecha de arroz sevillana, en una movilización que recorrerá el municipio de Isla Mayor (Sevilla).

La concentración responde al recorte hídrico acometido por la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), que para esta campaña tan solo ha autorizado 187 hectómetros cúbicos -un 53% menos que en otras campañas-, “y de los que 90 hectómetros cúbicos deben emplearse en el caudal ecológico para que el tapón salino no llegue al cultivo y afecte a la cosecha”, explica el presidente del Consejo Sectorial de Arroz de Cooperativas Agro-alimentarias, Salvador Cuña.

En la última campaña, la provincia contaba con 36.000 hectáreas de arroz, el 35% de la superficie nacional, por delante de la Comunidad Valenciana. De las mismas, se recogió una cosecha que alcanzó las 292.040 toneladas de arroz. Sin embargo, el recorte hídrico de la CHG se va a traducir en “un retroceso del sector, puesto que los arroceros han decidido no sembrar más del 50% de la superficie”, señala Salvador Cuña.

La decisión del Gobierno central pone en jaque la competitividad del sector arrocero de Sevilla, que el año pasado generó 5.000 jornales, así como el mantenimiento de todas las actividades económicas auxiliares, como es la industria envasadora, la industria del cangrejo rojo o el mantenimiento de la actividad hostelera. Además, como recuerda el presidente sectorial, “el cultivo de arroz es un garante de la biodiversidad, ya que gran parte de la avifauna del Parque Natural de Doñana encuentra su sustento en las tablas arroceras”.

Por ello, en defensa de un sector competitivo en lo económico, en lo social y en lo medioambiental, Cooperativas Agro-alimentarias de Sevilla solicita al Gobierno central que revise la dotación hídrica para salvaguardar la cosecha y una mayor apuesta por parte de todas las Administraciones, ya sea regional, nacional o europea, del sector. Por último, desde la federación se insta a desempolvar los proyectos de infraestructura hidráulica para la zona, guardados desde hace más de una década, y tan necesarios para garantizar la competitividad de un sector referente en España y en Europa.