UPA Sevilla y la Junta Central de Regantes de la margen derecha del Guadalquivir se movilizarán para reclamar una mayor dotación de riego para el cultivo del arroz en la próxima campaña, así como para que se cumpla el caudal ecológico y que haya inversiones en nuevas infraestructuras. El sector arrocero ha convocado una concentración de protesta para el próximo 6 de mayo en Isla Mayor, en la que participarán la Junta Central de Regantes de la Margen Derecha del Guadalquivir, la industria de la pesca, pescadores, comerciantes, colectivos sociales, organizaciones agrarias y ayuntamientos de la zona.

El sector se opone a la dotación aprobada el jueves 29 por la Comisión de Desembalse de la onfederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) de tan solo 187 hectómetros cúbicos y que supone una reducción del 53% con respecto a una campaña normal. Los arroceros consideran que no se está respetando la unidad de cuenca, ya que no hay un recorte proporcional en todos los cultivos. Asimismo, exigen que se cumpla el caudal ecológico establecido por la Orden ARM/2656/2008 de 10 de septiembre, cuyos objetivos fundamentales son proporcionar condiciones de hábitat adecuadas para satisfacer las necesidades de las distintas comunidades ecológicas propias de los ecosistemas acuáticos; mantener la integridad biológica del sistema y controlar la penetración, aguas arriba, de la cuña salina que impida desplazamientos o la desaparición de especies poco tolerantes a la salinidad.

VEN QUE ESTA DOTACIÓN RESULTA INVIABLE LA OBTENCIÓN DE COSECHA, AUN REDUCIENDO PROPORCIONALMENTE LA SUPERFICIE DE CULTIVO

Teniendo en cuenta que la zona arrocera de la margen derecha del Guadalquivir se ubica en el último tramo de la zona regable, UPA Sevilla y la Junta Central de Regantes entienden que es de vital importancia separar las dotaciones destinadas para el riego del cultivo del arroz del caudal ecológico, de forma que se permita alcanzar los objetivos medioambientales en todo el estuario, incluidas las aguas de transición.

En este sentido, UPA Sevilla y la Junta Central de Regantes consideran que con esta dotación resulta inviable la obtención de cosecha, aun reduciendo proporcionalmente la superficie de cultivo, puesto que los agricultores de la margen derecha tendrían que regar con agua salada, incompatible con el cultivo de arroz. “Nos movilizamos porque con esta dotación la margen derecha no puede sacar adelante su cultivo con las debidas garantías, mucho menos teniendo en cuenta que un tercio corresponde al sector arrocero de la margen izquierda que no riega del río Guadalquivir”, ha matizado Verónica Romero, secretaria general de UPA Sevilla.

Otra de las reivindicaciones históricas que llevan al sector arrocero a la movilización es la inversión en infraestructuras hidráulicas necesarias que permitan la modernización del riego en la margen derecha del Guadalquivir. “Con una inversión razonable por parte de las autoridades competentes se podría ofrecer una mayor garantía de riego. El problema, hasta ahora, es que año tras año el cultivo del arroz sufre de falta de dotaciones o de alta salinidad del agua, circunstancias que ponen en jaque la cosecha de un sector tan importante para la provincia de Sevilla”, ha añadido Romero.

Como paso previo a la convocatoria de las movilizaciones, ayer se creó un grupo de trabajo en el que participaron UPA Sevilla, el Ayuntamiento de Isla Mayor, la Junta Central de Regantes de la Margen Derecha del río Guadalquivir, la cooperativa Arrozúa, las industrias del cangrejo, pescadores, la asociación de empresarios de Isla Mayor, representantes de los trabajadores, y grupos políticos, para trabajar en la organización de la concentración y establecer claramente sus reivindicaciones.