Desde la Plataforma Pro Biorrefinerías han comenzado este 2020 trabajando para engrosar la lista de ayuntamientos en apoyo de este proyecto, tras haber sumado ya 130 adhesiones. «Estamos convencidos de que hay muchos más ayuntamientos que se sumarán en pro del desarrollo de uno de los planes industriales más importantes para la región leonesa de nuestra Comunidad Autónoma», aseguran en una nota de prensa.

Igualmente quiren solicitar a las instituciones que mantengan la línea mostrada en los últimos meses «y que no escatimen en esfuerzos para apoyar el desarrollo de este modelo de industrialización: vital, necesario y de urgente necesidad para una región cada vez más despoblada y envejecida».

Asimismo recuerdan que el desarrollo del plan industrial de Biorrefinerías en La Robla (León) y Barcial del Barco (Zamora) supondría la creación de miles de puestos de trabajo indirecto y cientos directos en zonas despobladas y castigadas sobremanera por el paro, situación que se agravará con el cierre de centrales térmicas y minas.

«Por lo tanto la creación de este desarrollo industrial desde Benavente hasta la montaña central leonesa debería ser, este 2020, considerado de interés general, estratégico así como prioritario. Administraciones locales, regional y nacional deberían actuar de forma conjunta en apoyo de este plan industrial vital y de urgente necesidad para nuestra región oeste».

Como se recordará, la Diputación de Zamora adquirirá los terrenos del municipio de Barcial del Barco, en la comarca de Benavente y Los Valles, donde quieren construir una biorrefinería multifuncional que supondría una inversión de 140 millones de euros, que utilizaría maíz y remolacha para la producción de bioetanol y piensos.