En la reunión que La Unión Extremadura, Aseprex y la Asociación del Valle del Jerte mantuvo con el Presidente de la Junta de Extremadura, tras la manifestación celebrada por estas asociaciones el 21 de febrero de 2020, el Presidente se comprometió ha aprobar una partida presupuestaria de 10 millones de € para reestructurar el sector frutícola extremeño. pero la realiad ha sido que, de los 10 millones prometidos, han aprobado unas ayudas de 7.200 €, el 0,072%.

La prensa regional recogía el 28 de febrero de 2020 la noticia emitida por la Junta de Extremadura por la que se aprobaban este presupuesto para el sector frutícola extremeño.

El 24 de julio de 2020 se publicaba en el Diario Oficial de Extremadura la Orden de 21 de julio de 2020 por la que se establecían las bases reguladoras de estas ayudas.

El 18 de noviembre de 2020 se publicaba en el DOE la Resolución de la convocatoria de las ayudas para la mejora y modernización del sector frutícola extremeño, ya en esta convocatoria el importe de las ayudas presupuestadas no era de los 10 millones prometidos, se aprobaban justo el 50%, 5 millones de €.

El 8 de febrero de 2022 se ha publicado la relación de beneficiarios e importes concedido de las ayudas enunciadas, se observa que son exclusivamente dos beneficiarios con un importe concedido de 7.200 € en total. Es decir, que de los 10 millones prometidos, han aprobado unas ayudas de 7.200 €, el 0,072%.

¿SE PUEDE ENTENDER EL CABREO DE LOS AGRICULTORES Y SUS REPRESENTANTES?

Ante esta situación, desde la organización agraria se pregunta si «¿se puede entender el cabreo de los agricultores y sus representantes?».

Por esto, lamenta que «la Administración no puede estar continuamente engañando a sus ciudadanos y al mismo tiempo pensar que no nos vamos a dar cuenta de los engaños. En los últimos 3 años se han arrancado más de 5.000 has de frutales, con la pérdida tan importante de actividad económica, de puestos de trabajo y de riqueza para la región y la respuesta de la Junta de Extremadura es una ayuda de 7.200 € para todo el sector».

para la Unión de Extremadura, «el sector agrario extremeño exige una administración seria, comprometida con el sector en este momento de costes de producción prohibitivos, de malos precios de nuestros productos, de una sequía sin precedentes tanto hidrológica como hidráulica y lo que no necesitamos es las continuas amenazas, con ellas no van a conseguir que nos callemos por muchos policías que nos quieran reprimir«.