La Comunidad de Labradores y Ganaderos de Almendralejo (Badajoz) ha pedido la dimisión de la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, por las “execrables” cargas policiales que recibieron los agricultores este martes durante la visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la localidad pacense de Don Benito.

Esta asociación agraria, vinculada a Apag, asegura en una nota de prensa que después de que durante la mañana del martes se celebrara la tractorada convocada por distintas organizaciones agrarias “sin incidentes destacables” en el cruce de la autovía de Miajadas-Don Benito con la N-430, los agricultores recibieron una “brutal e inhumana carga policial”, cuando se disponían a acercarse a Sánchez para exponerle la “crítica situación” que atraviesa el campo.

La Comunidad de Labradores, que condena enérgicamente la actuación policial, considera que esta carga es más propia de «dictaduras bolivarianas» que de una democracia consolidada del siglo XXI, ya que “la policía blinda al gobernante para protegerlo de sus ciudadanos, en lugar de escucharlos y atender sus reivindicaciones”.

Muchos de los agricultores que participaron en las movilizaciones llegaron a tal grado de indignación, tras los “lamentables acontecimientos sufridos”, que no descartan proponer que se cancele la Feria Agroalimentaria AGROEXPO, prevista para marzo en Don Benito, hasta que no se siente el Gobierno a escuchar los problemas que atraviesan los labradores en Extremadura.

Esta organización, que acudió a las movilizaciones junto a las organizaciones agrarias convocantes, agradece la participación de los asistentes y desea la pronta recuperación de sus “compañeros apaleados”.

APAG ADVIERTE DE QUE SEGUIRÁN CON LAS PROTESTAS EN DEFENSA DEL CAMPO «A PESAR DE LOS PALOS»

Por suparte, el presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha calificado de «desproporcionada» la respuesta policial a las protestas agrarias en Don Benito, y ha advertido de que no les van a callar «ni con la amenaza de sanciones económicas ni con palos”.

Metidieri también ha criticado la actitud de la Delegación del Gobierno contra los agricultores y ganaderos y ha dicho que seguirán con sus reivindicaciones en defensa del campo «a pesar de los palos».

A su juicio, la Delegación del Gobierno con esas cargas policiales ha intentado amedrentar a los agricultores con multas por la protesta de Don Benito y después de que Pedro Sánchez «utilizara» a la Policía Nacional como “guardia pretoriana”, que «la ha emprendido a palos con gente trabajadora, que solo hace lo que ha aprendido durante toda su vida, como es luchar en el campo».

«Si el “superpresidente -ha ironizado Metidieri-, no quiere escuchar los problemas de los ciudadanos, lo que debe hacer es quedarse encerrado en su despacho. No se pueden blindar las calles porque no quiera escuchar a los ciudadanos».

El dirigente agrario ha lamentado que “en vez de dar soluciones a los graves problemas del campo, desde el Gobierno lo que se está haciendo es dar palos” algo que es de vergüenza», por lo que ha augurado una «primavera caliente en el campo extremeño».