La unidad en el sector vitivinícola en la C. Valenciana contra los bajos precios de la uva ya es una realidad. La Coordinadora Campesina del País Valenciano – COAG, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), La Unió de Llauradors i Ramaders, y la Federació de Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana han acordado de forma conjunta convocar en la Plaza Juan Grandía junto al monumento a la vendimia de Requena, a todos los agricultores de la comarca a una protesta multitudinaria con una tractorada el próximo 5 de septiembre. Una protesta con aire de huelga general, ya que invitan a comercios y fábricas a cerrar y sumarse a la protesta.

El motivo de la movilización es «la amenaza de una tremenda bajada de los precios de la uva cava y la crisis perpetua del sector vitivinícola en su conjunto, con unos precios que no alcanzan los costes de producción. Con ello queremos hacer extensible dicha protesta a todo el sector productor agrícola y ganadero».

Invitan a toda la sociedad, comercios y fábricas a cerrar sus puertas y sumarse a la protesta

Del mismo modo apelan a la sociedad en su conjunto, a las aldeas y los pueblos de esta comarca a movilizarse, «pues el problema lo tenemos todos. Si el campo no renta no habrá consumo en los comercios, los talleres y los bares, los pueblos se vaciaran aun más si cabe, y el futuro de nuestros jóvenes será emigrar a núcleos urbanos a malvivir por salarios miserables, o salir del país».

Asimismo, dejan claro que «queremos una vida digna y sana en nuestros pueblos, mejorar nuestras condiciones de vida y vivir de nuestro trabajo. Con ello apelamos otra vez a la sociedad en su conjunto, a los consumidores y consumidoras que sean conscientes de que lo que consumen tiene consecuencias y defendemos un consumo responsable».

Por ello, con un cierto aire de huelga general, invitan a los comercios talleres y fabricas de la comarca, que en solidaridad bajen las persianas y participen de dicha movilización.

«Porque creemos que en la regulación y las buenas prácticas esta el futuro de la agricultura, y en el futuro de la agricultura está el futuro de la comarca y el sector vitivinicola en su conjunto, todos a la calle».