La Coordinadora Campesina del País Valenciano – COAG, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y La Unió de Llauradors i Ramaders, con el apoyo de la Federació de Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, han acordado la convocatoria de una manifestación el próximo 5 de septiembre en Requena en protesta por los precios de ruina que las grandes bodegas están tratando de imponer para la uva destinada a la elaboración de cava y vino.

Las principales entidades representativas del sector vitivinícola valenciano se adhieren de este modo a los paros convocados en Cataluña y Extremadura a raíz de las estrategias especulativas destinadas a provocar un hundimiento sin precedentes y a mínimos históricos del precio de la uva para cava. Sin embargo, la manifestación que tendrá lugar en Requena extiende su denuncia también a la crisis de precios que atraviesan el resto de viticultores valencianos cuya cosecha se emplea en la producción de vinos.

Por ello, los dirigentes de las organizaciones agrarias y cooperativas convocantes de la marcha instan a todos los agricultores y agricultoras de Utiel-Requena y del resto de comarcas productoras de vino a acudir a la movilización que, con el apoyo de tractores, empezará su recorrido en el Monumento a la Vendimia y tendrá como lema ‘Por el Cava y el Sector Vitivinícola’.

Desde hace unos días, los productores denuncian «la ruinosa realidad que nos imponen las tres multinacionales que manejan los precios no podemos si no movilizarnos. A iniciativa de Henkell-Freixenet y seguido de Carlyle-Codorniu, y Garcia Carrion – Jaume Serra se están hablando de unos precios ridículos con una bajada superior al 30% de los precios de la campaña anterior”.

Asimismo, los viticultores catalanes fueron los primeros en convocar una huelga el próximo 5 de septiembre, en la que no cosecharán uva ni entregarán los pedidos a las grandes bodegas, en protesta por el bajo precio que eéstas quieren pagar durante esta campaña, similar al que se abonaba hace veinte años.