Este mismo mes de marzo, un representante de la Comisión Europea (CE). reconocía que los planes de la transición verde de Bruselas tendrán «impactos negativos a corto plazo» para la agricultura comunitaria, pero es «crucial» que la Unión Europea (UE) lidere el cambio tecnológico y ambiental ante la crisis climática. Sin embargo, en una situación que parece  ridícula por contradictoria, la Unión Europea (UE) importó 1,4 millones de toneladas de frutas y hortalizas marroquíes entre enero y noviembre del pasado ejercicio, un 9% más que en el mismo periodo del año anterior, según los últimos datos de Eurostat procesados por la federación hortofrutícola española Fepex, a pesar de que en el país alauita no exigen las mismas medidas fitosanitarias y no llevan camino de hacer ninguna transición verde en su agricultura.

En un comunicado, fuentes de esta organización han explicado que este crecimiento delas frutas y hortalizas marroquíes «refuerza la evolución positiva» de las entradas hortofrutícolas de ese país, que en la última década -entre 2010 y 2019- se han disparado un 65%.

En concreto, en hortalizas el repunte entre 2010 y 2019 fue del 52% hasta las 859.095 toneladas en 2019, y en frutas, del 89 % (553.065 toneladas).

Ante esta evolución, Fepex ha defendido «actuaciones más claras y específicas por parte de la Comisión Europea» ya que, a su juicio, el avance de las importaciones de terceros países se produce en un contexto de «divergencia regulatoria en materia laboral, social y medioambiental» respecto a las producciones comunitarias.

En 2020 y hasta noviembre, la UE compró 778.340 toneladas de hortalizas a Marruecos, un 4 % más que en el mismo periodo de 2019; de ellas, 455.712 toneladas correspondieron a tomate (+10 %), 125.982 toneladas (+5 %) a judía verde y 106.330 toneladas (+4 %) a pimiento.

En frutas, las entradas alcanzaron las 610.849 toneladas, un 18 % más que en 2019, con la sandía a la cabeza (233.177 toneladas, +44 %), seguida de cítricos, especialmente naranja.

También fueron significativos los volúmenes importados por la UE de frutos rojos como la frambuesa (31.603 toneladas, +9 %), arándanos (28.816 toneladas, +32 %), así como el aguacate, con 28.379 toneladas (+113 %).