La Nochebuena, como tantos otros días del año, no ha quedado exenta de accidentes en el campo. Una mujer de 48 años ha resultado herida grave tras quedar su brazo atrapado en un tractor mientras realizaba labores en su finca en Cañamero (Cáceres).

Una llamada al 112 pasadas las 12,00 horas del martes 24 ha avisado de este accidente cuando se quedó el brazo atrapado en un tractor, hasta cuyo lugar se desplazaron una Unidad Medicalizada de Emergencia con base en Cañamero y efectivos de la Guardia Civil de Cáceres y del parque de bomberos de Navalmoral de la Mata.

La herida fue trasladada al Hospital Universitario de Cáceres con una contusión en el antebrazo, donde ingresó en estado grave, según los datos aportados por el 112 de Extremadura.

Una investigación para evitar la venta de robos en explotaciones agrícolas saca a la luz una trama de contrataciones ilegales

Por otro lado, dentro de los servicios establecidos de forma permanente por la Guardia Civil de Valencia para evitar el robo y comercio ilegal de productos del campo en explotaciones agrícolas y en establecimientos de compra de esta mercancía, la Guardia Civil procedió a la investigación de 5 personas, 4  varones y 1 mujer, de edades comprendidas entre los 39 y 47 años y nacionalidades  española, pakistaní, ucraniana y Armenia, por un supuesto delito Contra el Derecho de los Trabajadores.

Como consecuencia de las medidas adoptadas en el Plan nacional contra las sustracciones agrícolas y ganaderas así como evitar la explotación de inmigrantes irregulares en el campo, evitando la actividad delictiva en estos sectores, por parte de la Guardia Civil de Picassent se desarrollaron una serie de inspecciones para evitar la explotación de peones agricolas y controlar las suplantaciones de identidad que perjudican de manera directa a los agricultores que se produce en la temporada de recolección de los citrícos.

Durante una inspección de una cuadrilla de 22 trabajadores, peones agrícolas, se  detectaron 15 en situación irregular, siendo de nacionalidades Pakistaní e India.

El modus operandi empleado por los investigados era suplantar la identidad de 15 personas, que tenían contrato en vigor,  por las personas irregulares que fueron identificadas trabajando, haciendo valer un parte de trabajo donde se figuraba la presencia de personas que no estaban.

Cabe recordar que agentes de la Guardia Civil han detenido a un empresario de Jaén que contrató de forma irregular a un inmigrante marroquí al que abandonó en un centro de salud cuando este sufrió un infarto mientras trabajaba en la recogida de aceituna en su finca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here