El vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Valdis Dombrovskis, dijo este lunes 21 en Berlín que hay que tomar en serio las preocupaciones que hay en algunos países de la UE sobre el acuerdo de libre comercio con Mercosur, en lo relativo a los estándares ecológicos en Brasil. Dombrovskis dijo, tras una reunión informal con los ministros europeos responsables de temas comerciales, que actualmente solo queda la revisión jurídica del acuerdo y luego el proceso de ratificación.

«Es claro que algunos países de la UE tienen preocupaciones en relación con la sostenibilidad, sobre todo con respecto a Brasil, y eso es algo que hay que tomar en serio», dijo.

El ministro alemán de Economía, Peter Altmeier, dijo que aunque el tema de Mercosur no había estado formalmente en la agenda sí se había dado una discusión durante la cena previa a la reunión. «Hubo distintas posiciones. Creo que, sin necesidad de abrir todo el paquete, hay algunos puntos sobre los que todavía tenemos que hablar», dijo Altmeier.

La semana pasada Francia, el país de la UE más crítico con el proyecto de acuerdo de asociación, reiteró su rechazo al pacto por motivos medioambientales y exigió a esos países suramericanos más protección a la Amazonía y mayor compromiso con el Acuerdo de París sobre el clima.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ya había amenazado con vetarlo en agosto de 2019 y la comisión independiente de expertos al que su Gobierno encargó un informe para analizar su impacto respaldó su postura el pasado viernes.

«El nivel de ambición de ese proyecto de acuerdo es insuficiente como herramienta para que nuestros socios comerciales asuman mejor el problema climático y la protección de la biodiversidad, principalmente a través del respeto del Acuerdo de París», indicó el comunicado difundido por el Ejecutivo galo esta misma semana.