Guardia Civil investiga desde el pasado mes de septiembre a un hombre de 43 años, de nacionalidad española, propietario de una explotación ganadera del municipio valenciano de Godelleta, tras hallar seis caballos muertos y detectar una serie de irregularidades en materia de sanidad animal y encontrar a 19 caballos en un estado de “extrema delgadez” con signos de malnutrición, mala higiene y falta de cuidados imprescindibles para su existencia, según ha informado la comandancia en un comunicado.

El estado de los animales era tal que según observaron los agentes, “de no acometer medidas urgentes, sobre todo de alimentación, la situación de muchos de ellos sería irreversible”.

Tras inspeccionar la explotación ecuestre, la Guardia Civil requirió la colaboración de los servicios veterinarios oficiales de la Conselleria de Agricultura para que acudiese a las instalaciones y valorase el estado de los equinos.

La mayoría de los caballos desnutridos presentaban externamente signos de llevar meses con una alimentación pobre, con un pelaje sin brillo y estructura ósea fácil de visualizar a nivel de cruz y costillas, sin grasa en el cuello y los cuartos traseros con proyección de la estructura ósea.

Ante la sospecha de que hubiese caballos enterrados, tras descubrir restos de numerosos huesos de caballos y crines a ras de suelo de la finca hípica, la Guardia Civil y la Policía Local de Godelleta realizaron en noviembre una segunda inspección en una parcela colindante a la explotación del mismo terrero, en la que participaron veterinarios y operarios del Ayuntamiento de Godelleta.

Al realizar varios movimientos de tierras usando una retroexcavadora durante varias horas, debido al fuerte olor a putrefacción y a un metro y medio de profundidad, fueron encontrados enterrados restos, de al menos seis caballos muertos en avanzado estado de descomposición, y el investigado reconoció que procedían de su explotación.

Este suceso ocurre un mes después de que la Guardia Civil iniciara una investigación a un hombre propietario de un terreno del municipio coruñés de Melide en el habían sido hallados siete caballos muertos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here