Lo habían avisado todos los afectados, desde cooperativas a organizaciones agrarias, y lo ha reconocido hasta el propio Gobierno: La primera licitación para el almacenamiento del aceite no solo ha defraudado sino que no va a frenar la caída de los precios. Y todos han acertado: los  precios en origen experimentaron importantes bajadas durante la primera semana de diciembre, según fuentes tanto de Oleoestepa  como de la propia DCOOP.

Según Oleoestepa, los precios han cedido 50 euros en todas las calidades en relación a la semana pasada, cerrándose operaciones en lampante a 1.850 euros, en virgen a 1.950 euros y en extra a 2.350 euros por tonelada.

Fuentes de Dcoop, por su parte, sitúan las bajadas registradas la semana pasada entre 50 y 150 euros por tonelada.

Mientras tanto, en el sistema Poolred de la Fundación del Olivar (Poolred) anotó bajadas y subidas. En extra fijó un precio medio al alza en el periodo del 29 de noviembre al 5 de diciembre de 2.316 euros frente a los 2.224 euros de la semana anterior. Curiosamente es el único al que no ha aceptado el almacenamiento. El lampante repuntó hasta los 1.822 euros por tonelada (1.798 euros, la anterior). Finalmente, el virgen bajó hasta los 1.881 euros por tonelada (frente a los 1.911 euros de la anterior).

Por su parte, según el último Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación , en la semana 48 (que va del 25 de noviembre al 1 de diciembre) se anotaron descensos generalizados en las cotizaciones de todas las calidades de aceite de oliva.

Por un lado, el aceite de oliva virgen (de 0,8º a 2º) bajó un 0,20%; el lampante, por su parte, cayó un 1,20%; el aceite de oliva refinado -0,76%; el de oliva orujo crudo -1,08%; mientras que el aceite de oliva orujo refinado descendió un 0,77%. Por el contrario, el aceite de oliva virgen extra <0,8º subió un 1,42%.

Finalmente, en cuanto al aceite de girasol refinado, el informe del Ministerio indica que anotó una repunte del 0,85% en sus precios.

Lo habían avisado y han acertado. O cambian los precios de la siguiente licitación o la crisis del sector se va a agravar más esta campaña.