La Unión Europea (UE) ha prohibido la importación de limones y naranjas de Argentina con el fin de evitar la introducción y propagación de la «mancha negra de los cítricos», una enfermedad que afecta a ese tipo de frutos. Prohíbe temporalmente la importación no solo después de las reiteradas denuncias de todo el sector agrícola español, sino después de haberse detectado hasta 60 envíos con dicha plaga y que las propias autoriades argentinas hubieran decidido suspender los propios envíos.

Así lo estipula el reglamento de ejecución de la Comisión Europea publicado este viernes en el Diario Oficial de la UE, por el que se modifica un anexo de una norma relativa a las medidas de protección contra las plagas de los vegetales.

Entre mayo y la primera semana de agosto, los Estados de la UE notificaron a la Comisión, en reiteradas ocasiones, interceptaciones de la mencionada plaga en limones y naranjas procedentes de Argentina, a raíz de las inspecciones realizadas sobre las importaciones.

La norma señala que esas intercepciones recurrentes demuestran que «los controles fitosanitarios vigentes actualmente en Argentina son insuficientes para impedir la introducción de la plaga especificada en la UE», por lo que existe un «riesgo fitosanitario inaceptable que no puede reducirse a un nivel aceptable».

En consecuencia, se prohíbe temporalmente la introducción de determinados frutos de limoneros y naranjos de Argentina, con independencia de si se destinan o no exclusivamente a la transformación industrial en zumo.

Dicha decisión que prohíbe temporalmente la importación de cítricos se aplicará, salvo revisión posterior, hasta el 30 de abril de 2021 para hacer frente al riesgo actual de introducción y propagación en la Unión Europea de la «mancha negra de los cítricos», y para permitir que Argentina actualice su sistema de certificación, que será auditado por la Comisión.