El mercado de los cereales sigue sin tener muy claras las ideas y de nuevo se vivió otra semana un tanto anómala en las cotizaciones de los precios mayoristas de los cereales, con subidas moderadas (de unos céntimos en el maíz, de tres euros del trigo blando y la cebada y los seis de la avena), salvo el trigo duro que parece que ya ha tocado techo al rededor de los 500 euros (506 de media la pasada semana) y se empieza a estancar su cotización.

Así, los precios de los cereales han registrado subidas una semana más en los mercados mayoristas salvo en el caso del trigo duro y de la cebada de malta, según ha informado este lunes la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Los datos correspondientes a la semana 39, comprendida entre el 27 de septiembre y el 3 de octubre, reflejan que los precios del trigo blando subieron un 1,06 %, hasta 255,09 euros/tonelada, y los de la cebada aumentaron el 1,36 % hasta 241,27 euros/tonelada.

La avena registró un precio de 231,25 euros/tonelada, un 2,44 % más que la semana precedente.

Permanecieron estables, sin embargo, los precios de la cebada de malta en 240 euros/tonelada, y los del trigo duro, en 506 euros/tonelada, que parece que ha tocado techo

El maíz, por otro lado, se mantuvo prácticamente invariable, con un ligero ascenso del 0,03 %, hasta quedar en 267,53 euros/tonelada.

La evolución de los precios mayoristas desde que comenzó 2021 sigue siendo positiva para el trigo blando (20,01 %), el trigo duro (82,45 %), el maíz (27,43 %), la cebada (30,38 %), la cebada de malta (22,45 %) y la avena (23,50 %).

En el mercado de proteínas y coproductos, el precio medio de la soja ha caído un 11,78 % desde enero de 2021 y se sitúa actualmente en 467 euros/tonelada, mientras que el de la colza ha subido el 5 %, hasta 300 euros/tonelada.

La pulpa se ha encarecido en ese periodo el 33,49 %, hasta los 215 euros/tonelada, y las pipas de girasol lo han hecho el 13,68 %, hasta 475 euros/tonelada.