El mercado de los cereales sigue sin tener un rumbo fijo y los vaivenes continúan siendo la tónica en las cotizaciones. Después de algún tiempo con descensos, la semana pasada hubo un pequeño repunte, pero todo indicaba que se iba a  mantener la tendencia a la baja. Sin embargo, ahora ese cambio de tendencia al alza no solo se consolida sino que hay que anotar subidas casi generalizadas en todas las categorías, salvo el maíz.

Los precios de los cereales han registrado subidas en los mercados mayoristas pero los del maíz han bajado durante la última semana, según ha informado este lunes la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Los datos correspondientes a la semana 38, comprendida entre el 20 y el 26 de septiembre, reflejan que los precios del trigo blando subieron un 1,3 %, hasta 252,41 euros/tonelada; los del trigo duro lo hicieron un 0,79 % (aunque hay que destacar que se mantuvieron estables las lonjas andaluzas, que son las que marcan el rumbo fijo de este cereal), tras alcanzar los 506 euros/tonelada; y los de la cebada aumentaron el 1,36 % hasta 238,03 euros/tonelada.

La avena registró un precio de 222,75 euros/tonelada, un 1,8 % más que la semana precedente; los precios de la cebada de malta se mantuvieron estables, en 240 euros/tonelada.

El único cereal que registró un ligero descenso en sus precios fue el maíz, que bajó un 0,41 %, hasta quedar en 267,44 euros/tonelada.

La evolución de los precios mayoristas desde que comenzó 2021 sigue siendo positiva para el trigo blando (18,75 %), trigo duro (82,45 %), el maíz (27,39 %), la cebada (28,62 %), cebada de malta (22,45 %) y avena (20,56 %).

En el mercado de proteínas y coproductos, el precio medio de la soja ha caído un 11,35 % desde enero de 2021 y se sitúa actualmente en 416 euros/tonelada, mientras que el de la colza ha subido el 1,67 %, hasta 305 euros/tonelada.

La pulpa se ha encarecido en ese periodo el 33,49 %, hasta los 286 euros/tonelada, y las pipas de girasol lo han hecho el 5,26 %, hasta 520 euros/tonelada.