Los precios mayoristas de los cereales siguieron su tendencia al alza en la última semana, para alegría del sector, pero también preocupación de los ganaderos, que ven cómo la cotización de la cebada se incrementa semana tras semana. En estos últimos días, lo ha vuelto a hacer en tres euros. Los buenos resultados en los cereales ha tenido su punto negro en los precios del trigo duro, que experimentaron caídas por encima de los dos euros, según los datos difundidos este lunes 29 por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Las cifras relativas a la cuarta semana de marzo muestran que el precio del trigo blando aumentó un 1,12% semanal, hasta los 235,45 euros por tonelada.

El precio de la cebada se incrementó el 2,21% respecto a la semana anterior, hasta alcanzar los 205,70 euros/tonelada, y el maíz se encareció el 0,55 % en ese periodo, con una cotización de 244,33 euros/tonelada.

En el caso de los precios del trigo duro, cayeron un 0,87%, hasta 285,00 euros/tonelada, dejándose dos euros y medio en esta semana respecto a la anterior.

Los precios de la cebada de malta se mantuvieron estables, con 200 euros/tonelada, al igual que los de la avena, en 192,75 euros/tonelada.

Desde enero de 2021, las cotizaciones de los cereales se han elevado un 16,38 % en el maíz; un 10,77 % en el trigo blando; un 11,15 %, en la cebada; y un 2,77 %, en el trigo duro.

Dentro de las proteínas y coproductos vegetales, la de la colza creció un 6,61 % respecto a enero de este año, hasta los 320 euros/tonelada; la de las pipas de girasol, el 7,37 % (510 euros/tonelada); la de la pulpa, el 8,37 % (233 euros/tonelada); y la de la cascarilla, el 2,73 % (188 euros/tonelada).

Por el contrario, el precio de la soja disminuyó el 11,99 % en comparación con enero, al venderse a 411 euros por tonelada durante la última semana, según Accoe.