Los precios mayoristas de los cereales siguen una semana más con su clara tendencia alcista y en el caso del trigo duro, trigo blando, maíz y cebada se puede decir que se dispararon casi literalmente en la última semana, según los datos difundidos este lunes por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe)., con un incremento de más de seis euros en el maíz, de 4,5 en la cebada y de 2,85 en el trigo blando, mientras que la nueva tendencia alcista en el trigo duro fue más moderada y solo subió 1,25 euros la tonelada.

Las cifras relativas a la tercera semana de marzo superon con claridad a los de la semana anterior, que ya había sido buena, provocando que no se pueda hablar de fuertes subidas sino de que se dispararon casi literalmente, como muestran que el precio del trigo blando aumentó un 1,23% semanal, hasta los 232,82 euros por tonelada.

El precio de la cebada se incrementó el 2,32 % respecto a la semana anterior, hasta alcanzar los 201,24 euros/tonelada, y el maíz se encareció el 2,76 % en ese periodo, con una cotización de 242,97 euros/tonelada.

En el caso del trigo duro, repuntó un 0,43 %, hasta 287,50 euros/tonelada.

Los precios de la cebada de malta y de la avena se mantuvieron estables, con 200 euros/tonelada y 192,75 euros/tonelada, respectivamente.

Desde enero de 2021, los precios de los cereales se han elevado: el 17,73 % en el maíz; el 9,53 % en el trigo blando; el 8,74 %, en la cebada; y el 3,67 %, en el trigo duro.

Dentro de las proteínas y coproductos vegetales, la cotización de la colza creció un 10,00 % respecto a enero de este año, hasta los 330 euros/tonelada; la de las pipas de girasol, el 7,37 % (510 euros/tonelada); la de la pulpa, el 6,98 % (230 euros/tonelada); y la de la cascarilla, el 3,83 % (188 euros/tonelada).

Por el contrario, el precio de la soja disminuyó el 12,42 % en comparación con enero, al venderse a 409 euros por tonelada durante la última semana, según Accoe. EFEAGRO