La cadena de hamburguesas Carl’s Jr. ha lanzado una campaña en la que trolea a los cinco principales partidos políticos españoles con motivo de los problemas para llegar a un acuerdo de cara al acto de investidura, previsto para el lunes día 22, tras las pasadas elecciones.

La compañía ha diseñado hamburguesas del PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox personalizando sus cajas, cada una de ellas con su respectivo color corporativo y el nombre del partido.

Además, el papel que envuelve la hamburguesa lleva impresos mensajes atribuidos a cada formación: «No es no, y nunca es nunca» (PSOE), «Creo que es bueno que las mujeres sepan lo que llevan dentro» (PP), «¿Lo escuchan? Es el silencio» (Cs), «Vamos a acabar con la casta» (Podemos), «¿Que amáis a vuestra patria? ¡Fachas! ¿Que queréis a España? ¡Fachas!» (Vox).

El objetivo es que «hasta los mayores detractores -de cada partido- puedan elegir al líder político que menos traguen y comérselo con gusto, olvidando por un momento la realidad que afrontarán en los próximos cuatro años», han explicado en un comunicado los responsables de la marca, de origen estadounidense.

Además, desde la cadena de hamburguesas Carl’s Jr. han revelado que han hecho entregas de hamburguesas «del partido político contrario» en las sedes de cada una de las formaciones.

La campaña lleva por título «Respeta la democracia: Si nos va a tocar comérnoslos, al menos disfrutemos de su sabor», y las hamburguesas creadas de cara a la investidura sólo se venderán de forma temporal en su tienda de la calle Fuencarral de Madrid.

La cadena californiana aterrizó en España a finales de 2017 de la mano del grupo de restauración Beer&Food -que se ha hecho con sus derechos para explotar la enseña- y por el momento cuenta con quince locales en todo el país.