Nueva semana de compás de espera y de cierta estabilidad en los mercados mayoristas de cereales, con más descensos que subidas, pero con unas variaciones en las cotizaciones muy leves, ya que en ningún caso se ha alcanzado el euro de pérdida o de ganancia, ya que trigo duro y avena mejoraron sus resultados la semana pasada.

Así, los precios del trigo blando, del maíz y de la cebada registraron bajadas en los mercados mayoristas durante la semana 25 (21 a 27 junio), mientras que los del trigo duro y de la avena subieron, según ha informado este lunes la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

El trigo blando cotizó a 229,33 euros/tonelada (-0,53 % respecto a la semana 24); el maíz, a 269,97 euros/t (-0,21 %); la cebada, a 211,29 euros/t (-0,27 %); el trigo duro, a 272 euros/tonelada (+0,27 %) manteniendo la tónica de la semana anterior pero frenando el incremento a no alcanzar el euro en esta ocasión; la avena, a 193,50 euros/t (+0,38 %) y la cebada de malta, a 215 euros/t (estable).

La evolución de los precios mayoristas desde que comenzó 2021 sigue siendo muy positiva para el maíz (+28,59 %), la cebada (+14,18 %) y el trigo blando (+7,89 %); sin embargo hay que destacar que, en contraste, el trigo duro ha caído un 1,92 %, pese a que poco a poco se va recuperando.

La variación acumulada desde enero de 2021 de los precios de proteínas y coproductos también se cuenta con más descensos que subidas, ya que ha sido negativa para la soja (-14,35 %), cuya cotización mayorista ha oscilado entre los 400 euros/t en base Puerto de Valencia y de Tarragona y los 486 euros/t de los de Huelva/Sevilla, Cartagena, La Coruña y Santander.

También han caído los precios de las pipas de girasol (-2,11 %) hasta situarse en 465 euros/t.

En contraste, han subido: un 16,28 % el precio medio de la pulpa (250 euros/t); un 6 % el de la colza (318 euros/t); y un 5,46 % el de la cascarilla (120-210 euros/t).