Los precios mayoristas del trigo duro han sido los únicos que han dado buenas noticias durante la semana pasada, ya que aumentaron un 2,55 % (con un incremento de cinco euros por tonelada en este periodo) respecto a la anterior, al situarse en 271,25 euros por tonelada y al estar ya operativas todas las lonjas andaluzas, mientras que los del resto de los cereales bajaron o se mantuvieron estables, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).ue han dado buenas noticias

Los precios, relativos a la semana 24 (del 14 al 20 de junio), indican que en los mercados mayoristas el trigo blando se pagó a 230,56 euros/t (-1,50 % respecto a la semana 23); el maíz, a 270,56 euros/t (-0,63 %); la cebada, a 211,88 euros/t (-1,24 %); la avena, a 192,75 euros/t (-0,51 %) y la cebada de malta, a 215 euros/t, al igual que en los siete días anteriores.

Desde que comenzó junio, el precio medio del trigo duro se ha revalorizado un 3,33 % y el de la avena se ha mantenido en los mismos niveles, mientras que han retrocedido los de cebada (-2,33 %), trigo blando (-1,99 %), cebada de malta (-1,38 %) y, ligeramente, el de maíz (-0,01 %).

La evolución de las tabillas de precios mayoristas desde que comenzó 2021 sigue siendo muy positiva para el maíz (+28,88 %), la cebada (+14,49 %) y el trigo blando (+8,47 %); en contraste, el trigo duro ha descendido un 2,19 %.

La variación acumulada desde enero de 2021 de los precios de proteínas y coproductos solo ha sido negativa para la soja (-12,21 %), cuya cotización mayorista ha oscilado entre los 410 euros/t en base Puerto de Valencia y de Tarragona y los 400 euros/t de los de Huelva/Sevilla, Cartagena, La Coruña y Santander.

En contraste, han subido un 14,88 % el precio medio de la pulpa (251-247 euros/t, según base de varios puertos); un 6 % el de la colza (318 euros/t en base Puerto Santander); un 8,42 % el de la pipa de girasol (515 euros/t en base Puerto de Tarragona) y un 5,46 % el de la cascarilla (120-200 euros/t).