Desde la Asociación de Ganaderos 19 de Abril valoran positivamente el acuerdo alcanzado en el Comité Nacional del Sistema de Alerta Sanitaria Veterinaria que introduce reivindicaciones del sector ganadero en relación a la tuberculosis bovina.

El acuerdo incluye puntos como la eliminación de las pruebas de premovimiento a terneros con destino a cebadero cuyo único destino final es el matadero, hasta ahora obligatorias, y que era una de las medidas que la 19 de Abril venía pidiendo insistentemente desde hacía mucho tiempo.

Así mismo, la modificación de la obligatoriedad de segunda vuelta de saneamiento, que deja atrás la guía interpretativa que este mismo año publicaba el Ministerio y que obligaba a todas las explotaciones T3H en zonas de prevalencia superior al 3% a realizar segunda vuelta si habían tenido antecedentes en los últimos 5 años o bien, se encontraban ubicadas en comarcas de especial riesgo de tuberculosis en relación a la fauna silvestre, queda ahora sujeta a decisión de cada comunidad autónoma para las explotaciones libres de enfermedad desde hace más de 3 años.

Otras medidas de la reivindicaciones del sector que la provincia venían demandando, se encuentran ahora recogidas entre las medidas anunciadas por el Ministerio, como por ejemplo, actualizar las ayudas a la reposición, baremos de indemnización acordes a los precios de mercado o revisión de la legislación sobre fauna silvestre.

Todo ello unido, según destaca la organización, «a la herramienta de habilitación de veterinarios libres por parte de Castilla y León para la realización de controles oficiales, siempre que ésta esté bien organizada y coordinada, son medidas favorables para el sector ganadero de vacuno, sin embargo, no suponen que cesemos en exigir el diseño de un programa de control y lucha contra la Tuberculosis bovina adaptado a la realidad de la ganadería extensiva, que permita un control de la enfermedad sin comprometer el desarrollo socioeconómico de las explotaciones ganaderas y de las zonas donde se asienta este tipo de ganadería íntimamente ligada a la fauna silvestre».

La entrada en vigor de las medidas no se producirá hasta que el Ministerio modifique el Programa Nacional de Erradicación de Tuberculosis Bovina (PNETB), por lo que piden celeridad a éste para su puesta en marcha.