Da igual qué pase. El precio del aceite sigue sin variar y sobre todo sin recuperar los precios. Las movilizaciones del sector no lograron su objetivo. Las licitaciones europeas, tampoco. La confirmación de la bajada de la cosecha no  parece afectar. Y ahora con la excusa del coronavirus tampoco vuelve a haber movimientos en los mercados y hay temor a ver cómo afecta a las cotizaciones la más que probable paralización de las lonjas. Parece que todo da igual, que no hay nada que logre un revulsivo y el resultado es que precio del aceite sigue sin variaciones.

Así, hay que constatar una nueva semana con escasos cambios en los precios en origen del aceite de oliva, que siguen sin variaciones. Fuentes de Oleoestepa señalan que el equilibrio existente en el mercado permite que los precios se mantengan sin variaciones en relación a la semana anterior.

Así, los vírgenes extra se han pagado a partir de 2.350 euros por tonelada, el aceite virgen a 1.900 euros y el lampante a partir de 1.800 euros por tonelada.

Mientras que, según el Poolred de la Fundación del Olivar (Poolred)  predominaron los descensos, salvo en la categoría extra donde recoge un ligero repunte fijando un precio medio de 2.196 euros, frente a 2.143 euros de la semana anterior. El virgen baja hasta los 1.858 euros (1.877, la semana) y el lampante a 1.752 euros por tonelada (1.777 euros, la semana anterior).

Por su parte, según el último Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en la semana 10, que va del 2 al 8 de marzo, se anotaron subidas generalizadas en los precios de los aceites de oliva.

En el aceite de oliva virgen extra <0,8º se anotó una variación positiva del 0,62%; en el oliva virgen de 0,8º a 2º la subida fue del 1,23%; en el aceite de oliva lampante >2º la variación fue del 0,76%; del 0,79% fue el incremento del precio del aceite de oliva refinado y; del 0,57% en el aceite de oliva orujo crudo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here