El presidente ruso, Vladímir Putin, ha prolongado año más el embargo alimentario que impuso en 2014 (denominado popularmente el veto ruso) en respuesta a las sanciones que la Unión Europea (UE), EEUU y otros países introdujeron contra Rusia por su papel en el conflicto ucraniano, lo que para Asaja Murcia representa “un gran paso atrás para el conjunto de nuestro sector, y una enorme equivocación”.

Putin firmó un decreto que extiende hasta el 31 de diciembre de 2020 la orden que prohíbe o restringe las importaciones de productos agrícolas, materias primas y alimentos de los países que secundaron las sanciones contra altos funcionarios, bancos, empresas y petroleras rusas, entre otros.

Según Alfonso Gálvez Caravaca, Secretario General ASAJA Murcia, “la ampliación del veto ruso un año más es, un gran paso atrás para el conjunto de nuestro sector, y una enorme equivocación, pues supone la pérdida total de un mercado que ha sido importantísimo para nuestras frutas y hortalizas”.

Además, el titular de ASAJA Murcia también ha apuntado que “la postura de Putín es incomprensible y muy dañina para nuestro sector. Por ende, desde nuestra organización entendemos que desde la Unión Europea es vital que se agilicen todas las gestiones diplomáticas para que este veto pueda levantarse”.

El portavoz de ASAJA Murcia también reconoce “afortunadamente, el sector agroalimentario murciano ha sido capaz de buscar nuevos mercados y poder resarcirse de la pérdida del mercado ruso. Gracias a su capacidad exportadora, el sector está exportando a distintos mercados además de la Unión Europea, Asia, Emiratos Árabes y Estados Unidos”.

Cabe recordar que esta situción ante el veto ruso se suma a los temores del futuro del Brexit, ya que el sector agrícola español teme un Brexit sin acuerdo, desordenado, por los efectos catastróficos que supondría, y es que nadie se olvida de los efectos que acabó provocado el veto ruso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here