El Conselh Generau d’Aran ha propuesto que la nueva Política Agrícola Común (PAC) pueda incorporar ayudas a los ganaderos afectados por los ataques de grandes carnívoros.  Aunque la propuesta se centra en los ataques de grandes carnívoro, de prosperar, podría tener el respaldo de otras CCAA y ampliarse a otras zonas de España por los ataques de los lobos e incluso buitres.

Ante los últimos y reiterados ataques del oso Cachou al ganado equino, el Conselh Generau d’Aran sigue buscando posibles soluciones a esta grave problemática que afecta de lleno a los ganaderos araneses.

En la reunión mantenida el pasado martes, 17 de septiembre, entre la directora general de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal, Isabel Bombal, y el síndico de Aran, Francés Boya, se acordó estudiar la incorporación en la nueva Política Agrícola Común (PAC) de medidas y ayudas a los ganaderos de ganadería extensiva afectados por la depredación de grandes carnívoros.

“Dada la grave situación que se está viviendo con el comportamiento depredador del oso Cachou en el Valle de Aran, el hecho de tener ayudas complementarias para ayudar a los ganaderos que están sufriendo las consecuencias es vital para el Conselh”, afirma el síndico de Aran, Francés Boya.

Tras este encuentro mantenido entre el síndico y la directora general, se ha acordado volver a reunirse próximamente con técnicos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y del Conselh Generau para buscar medidas más adecuadas que permitan minimizar los daños y compensar a los ganaderos por los problemas que ocasiona la convivencia con estos animales.

Tras haberse corroborado un quinto ataque a ganado equino por parte de Cachou en poco más de dos semanas, el Gobierno aranés exige la retirada de este ejemplar del territorio e insta a todas las administraciones implicadas que reaccionen y tomen las medidas necesarias para acabar con esta drástica situación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here