Las estimaciones de superficie cultivada de cereales de otoño-invierno, hechas en marzo, para la campaña de comercialización 2021-22 no registran variaciones significativas en términos generales respecto a la campaña precedente (-1,8 %), con un cálculo de 5,47 millones de hectáreas.

Se rebaja algo el recorte estimado en la última predicción hecha en febrero, que era del -3,5 %.

Así se desprende del último «Avance de superficies y producciones de cultivos», difundido por el MAPA, que actualiza a 31 de marzo de 2021 los datos que recibe desde las diferentes comunidades autónomas.

Por cultivos, asciende la cebada seis carreras (+0,9 %, 288.900 ha), seguido del triticale (+0,7 %, 259.500 ha) y el trigo blando (+0,5 %, 1,6 millones de hectáreas).

Descienden la cebada de dos carreras (-4,1 %, 2,37 millones hectáreas), el centeno (-2,9 %, 133.100 hectáreas), la avena (-1,3%, 501.900 hectáreas) y el trigo duro (-0,9 %, 249.000 ha).

En los cereales de primavera, los primeros avances de superficie de la cosecha 2021 registran un descenso del 17,2 % del arroz pero se trata de las primeras estimaciones de campaña (84.500 hectáreas).

Los primeros cálculos de superficie para los cultivos de leguminosas grano en la campaña de comercialización 2021-22, todavía muy preliminares, presentan un considerable descenso en habas secas (-10,1 %, 19.200 ha) y apenas un recorte en los guisantes secos (-1,2 %, 118.300 ha).

Los ascensos se producen en yeros (+11,7, 48.200 ha), garbanzos (+7,7 %, 41.200 ha), lentejas (+5,2 %, 38.500 ha) y veza (+3,2 %, 85.700 ha).

La última estimación de producción de remolacha total de la cosecha 2020 refleja una contracción del 9,6 % respecto a la campaña pasada, con 2,5 millones de toneladas previstas.

Los avances de producción de hortalizas de la cosecha 2021, muy preliminares también y por tanto sin variaciones significativas, apuntan a una bajada en la patata extratemprana (-18,3 %, 72.300 toneladas) y un alza en tomate de recolección enero-mayo (+0,8 %, 798.800 toneladas).

En lo referente a otras hortalizas, destaca el incremento en escarola (+48,2 %, 95.400 t) y el retroceso en el puerro (-10,4 %, 77.500 t).

En los frutales, las primeras estimaciones de producción reflejan la principal bajada en albaricoque (-12,5 %, 114.600 t) y una subida de aguacate para la cosecha 2020 del 13 % (586.500 t).

La producción de la cosecha 2020, campaña 2020-21, indica ascensos en todos los cultivos, los mayores en clementina (+44,2 %, 1,37 millones de toneladas) y limón (+14 % y 1,06 millones de toneladas).

Las estimaciones de producciones vitivinícolas de la cosecha 2020, sitúan el vino y mosto en 46.492.804 de hectolitros, un 23,2 % superior a la anterior.

Por su parte, en aceituna y aceite de oliva para la cosecha 2020, campaña 2020-21 cifra la producción de aceite en 1.358.991 tonelada, un 21,5 % superior a la campaña anterior.