La superficie sembrada de cereal de otoño-invierno para la campaña 2021/22 es de 5,38 millones de hectáreas, un 3,5% menos que en la anterior temporada, lo que amplía el recorte estimado en enero por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), que era de 5,56 millones (-0,2 %).

Así se desprende del último «Avance de superficies y producciones de cultivos» difundido por el MAPA, que actualiza a 28 de febrero de 2021 los datos que recibe desde las diferentes comunidades autónomas.

En el sector de cereales otoño-invierno, Agricultura ahora detalla que el único incremento en la superficie sembrada de cereal se produce en cebada seis carreras (+1,2 %, 289.700 hectáreas) -que no se compensa con la bajada del 5,1 % de la superficie de la cebada dos carreras (2,35 millones hectáreas)- y en triticale (+0,1 %, 257.800 hectáreas).

El cultivo de trigo blando (1,60 millones hectáreas) se reduce un -3,2 % respecto a la campaña 2020/21; el de trigo duro, un -1 % (248.900 hectáreas); el de avena, un -2,5 % (496.100 hectáreas) y el de centeno, un -1,9 % (134.500 hectáreas).

En los cereales de primavera-verano, los últimos avances de producción de la cosecha 2020 reflejan, en relación a la campaña anterior, moderados recortes en maíz (-1,5 %, 4,12 millones de toneladas), sorgo (-1,5 %, 24.800 toneladas) y arroz (-2,2 %, 783.300 toneladas).

Respecto a la cosecha de remolacha azucarera 2020, la producción se situó en 2,49 millones de toneladas (-10,2 %), de las que 1,89 millones correspondieron a la de campaña de invierno (-15,2 %) y 599.000 toneladas a la de verano (+9,8 %).

Los cálculos del MAPA sobre la cosecha 2021 de hortalizas, «aún muy preliminares», apuntan a descensos en patata extra-temprana del -14,3 % (75.900 toneladas); del -0,2 % (790.900 toneladas) en tomate de recolección enero-mayo y del -1,2 % en calabacín (594.900 toneladas).

En cuanto a los frutales no cítricos, constata un ascenso del 1,5 % del plátano (423.400 toneladas).

El Ministerio también rebaja la producción de aceite de oliva desde los 1,56 millones de toneladas (cálculo a 31 de enero) hasta los 1,35 millones, lo que supone un aumento del 20,8 % respecto a la campaña 2019/20, y no del 40,2 % como aparecía en su estimación del informe anterior.

En vino y mosto, mantiene la cifra de 46,55 millones de hectolitros (+23,4 %) de la campaña 2020.EF