La organización agraria COAG CyL ha registrado en la Consejería de Educación una petición formal para que investigue el libro de texto que difama a la ganadería con lo que ha calificado de «calumnias» Se trata de un libro de texto de Ciencias Naturales, en edición bilingüe para alumnos de cuarto curso de Educación Primaria, donde considera que se incluyen ataques contra la ganadería .

El perjuicio que para la salud supone el empleo de antibióticos para el ganado, el elevado nivel de contaminación atmosférica debido al gas metano expulsado por las reses, así como la deforestación ocasionada por el pastoreo, son algunas de las afirmaciones que en opinión de COAG vierte el libro y considera inexactas y, por tanto, difama a la ganadería.

Figuran en la unidad didáctica dedicada a la ganadería dentro del manual de texto bilingüe de cuarto curso de Educación Primaria que lleva por título «Natural Sciences ByMe», y que COAG ha puesto en conocimiento de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León, a través de una petición registrada este martes, para que evalúe su idoneidad.

En su defensa de las inexactitudes que destaca el libro de texto que difama a la ganadería , COAG ha recalcado que el pastoreo previene los incendios y la ganadería extensiva es sostenible, está integrada en el medio al que vertebra, genera riqueza y empleo, y garantiza una amplia biodiversidad.

Por otra parte, añade esta organización profesional agraria, la Sociedad Española de Médicos de familia defiende que el consumo de vacuno «está en nuestra cultura y no debe excluirse porque tiene nutrientes especiales para nuestro organismo», en especial las vitaminas y el hierro.

En cuanto a la expulsión de gas metano por parte del ganado, perjudicial para la atmósfera por ser de efecto invernadero, «sólo suponen el 5 por ciento de todas las emisiones, mientras que el resto es responsabilidad de los humanos», añade la nota con afirmaciones científicas procedentes de fuentes especializadas como la revista Verne, del Grupo Prisa.

COAG ha recordado la necesaria defensa de una ganadería basada en un modelo social, es decir «el desarrollado por explotaciones familiares y profesionales», una ganadería «sostenible, integrada en el medio, que estructura y vertebra el territorio, y que genera riqueza y empleo contribuyendo al mantenimiento del tejido social, productivo y medioambiental», además de combatir la despoblación en el medio rural.

Cabe recordar que Ediciones Bilingües SL se limitó a señalar que tomaba nota «de la observación para efectuar una revisión de este contenido de cara a próximas reediciones y quedamos abiertos a recibir cualquier documento o informe que podamos sumar a nuestras fuentes de consulta”.