Enorme preocupación ante el futuro de la campaña de riegos en el olivar. El secretario de Organización de UPA Jaén, Elio Sánchez, se muestra inquieto después de asistir a la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, porque los datos aportados de escasez de recursos hídricos y de falta de precipitaciones, puede perjudicar el normal desarrollo de la campaña e, incluso, suprimir los riegos extraordinarios y de apoyo en el verano.

Si bien es cierto que los datos aportados por el organismo de Cuenca evidencia una mejoría con respecto al inicio del año hidrológico, al pasar del 31,65 por ciento de capacidad al 48,14 por ciento, la escasez de lluvias en las próximas semanas y meses podría ser la causa fundamental por la que este año la campaña de riego se vea perjudicada.

«Los datos hechos públicos por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) de escasez de recursos hídricos alertan de la situación de sequía que seguimos padeciendo. En todo el pasado año hidrológico solo se registraron 435 litros de agua por metro cuadrado de media en la provincia de Jaén. Y este año, desde octubre de 2019, llevamos recogidos 288,1 litros, lo que hace que los embalses estén actualmente algo por encima del 48 por ciento de su capacidad. Una circunstancia que, de no corregirse en los próximos meses con nuevas y cuantiosas precipitaciones, traerá consigo problemas a la hora de regar e, incluso, podrían verse perjudicados los riegos extraordinarios y de apoyo del olivar en el verano, hasta el punto de quedar suspendidos», explica Elio Sánchez.

El secretario de Organización de UPA Jaén, que estuvo acompañado en la Comisión de Desembalse por el alcalde de Puente de Génave, Ramón Gallego, vuelve a reclamar al organismo de Cuenca que se comiencen a otorgar riegos en la Sierra de Segura a aquellas comunidades de regantes que tengan capacidad para aprovechar el agua de la Presa de Siles.

«Insistimos en que no es de recibo que, habiendo posibilidad e instalaciones para comenzar a regar los olivares de la comarca de Segura, los agricultores sigan viendo cómo se marcha el agua río abajo. Por eso, he vuelto a solicitar a la Confederación que, de una vez por todas, corrija esta situación tan anómala. Tenemos una presa construida expresamente para regar la zona, está llena y nos encontramos con una situación de sequía y con el agua perdiéndose sin que los olivareros puedan aprovecharla desde hace dos años. Es ilógico», concreta Elio Sánchez.

En este sentido, UPA Jaén también insta a la Junta de Andalucía a que delimite, de una vez por todas, la zona regable de la comarca para utilizar ya la presa de Siles. «En la mesa de la Consejería tienen el informe que elaboramos, con la colaboración de la Diputación Provincial de Jaén, sobre las posibilidades de riego en la Sierra de Segura.

«El actual presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, dijo, en la campaña electoral, que al día siguiente de que él fuera elegido solucionaría el tema de la Presa de Siles. Sin embargo, ya llevamos más de un año de Gobierno y aún no ha hecho nada, ni siquiera ha aparecido por la comarca para explicar por qué los olivareros de Segura no pueden regar todavía. Esto es lamentable, sobre todo cuando la propia Consejería de Agricultura tiene en su poder nuestro estudio de zona regable, que puede utilizar como base para delimitar el regadío de la comarca. Reclamamos una voluntad política que, hasta la fecha, no hemos visto por ningún lado», concluye Elio Sánchez.