La convocatoria de un nuevo paro de los transportistas está provocando «preocupación extrema» en el mercado de cereales y en la cadena de fabricación y suministro de piensos, en un momento «complicado», según el secretario general de la patronal de comerciantes Accoe, José Manuel Álvarez.

En este sentido, ha recordado que ya en septiembre, los comerciantes, los almacenistas y los fabricantes de piensos alertaron de graves problemas de abastecimiento de cereales y de piensos, como consecuencia de otro conflicto laboral a raíz de la liberalización de la estiba en el puerto de Tarragona, el más importante para la entrada de grano por barco a España.

Asimismo, el responsable de Accoe ha recordado las consecuencias del paro convocado por la misma organización el pasado mes de marzo y ha apuntado que una acción similar añade «dificultades a un mercado ya de por sí muy perjudicado por las circunstancias».

En ese sentido, ha detallado que los precios están disparados, que en algunos puertos ha habido ya dificultades y que si a eso «se añade una huelga» peligra el abastecimiento de materia prima para piensos y de alimento animal «de las fábricas a las granjas».

Por ello, ha pedido que se negocie, «en la medida de lo posible», una solución que evite los paros del transporte.

«Si se producen, solicitaremos a los transportistas que saquen de la ecuación y que dejen fuera (del paro) todo lo que sea agroalimentario», ha afirmado Álvarez, quien ha lamentado que el sector de la alimentación sea «víctima»,

Según Accoe, un paro indefinido del transporte afectará tanto a los pequeños almacenistas de cereales como a las grandes empresas del sector, desde los puntos rurales hasta el resto del territorio nacional.