El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha anunciado este martes durante su intervención en el Senado su intención de «proponer la continuidad de las ayudas acopladas a la remolacha» en la próxima Política Agraria Común (PAC). Con este anuncio, intenta calmar al sector remolachero, que ya ha valorado como un «nuevo mazazo la injustificada» subida del IVA a las bebidas azucaradas al 21 por ciento prevista en los Presupuestos Generales del Estado.

Así lo ha explicado al ser preguntado por el senador del Grupo Parlamentario Popular Juan José Sanz Vitorio sobre el impacto en el sector agrícola de la subida del IVA a las bebidas azucaradas, a quien ha respondido el ministro que «el impacto sobre el sector agrario será muy limitado».

EL MINISTRO INSISTE EN QUE «NO HAY NINGUNA CORRELACIÓN ENTRE EL PRECIO DE LA REMOLACHA Y LA EVOLUCIÓN DEL CONSUMO DE LAS BEBIDAS AZUCARADAS»

Asimismo ha especificado que desde el Ministerio están preparando la aplicación en España de una PAC de 47.724 millones de euros porque han negociado «unos buenos reglamentos».

El ministro ha recordado que España produce medio millón de toneladas de azúcar, importa 1,2 millones de toneladas y, «de esa cantidad global, únicamente de un 0,2 a un 0,4 va dedicado a las bebidas azucaradas».

Solo un volumen de entre las 2.600 y las 5.400 toneladas se dirige a dicha industria y «no hay ninguna correlación entre el precio de la remolacha y la evolución del consumo de las bebidas azucaradas», ha insistido Planas para calmar al sector ante sus protestas.

El senador Sanz Vitorio ha hecho alusión a cómo puede afectar a la industria y empleo del entorno rural, a lo que el ministro ha alegado que esta decisión viene tras su promoción por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que ya se ha visto reflejado en «Francia y seis países europeos más», que ya «tienen legislación sobre la materia».