Siete jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han firmado una carta a propuesta del presidente del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, y dirigida al presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, en la que reclaman que culminen las negociaciones de un acuerdo de comercio de la UE con el Mercosur, pese a la preocupación del sector agroganadero español.

En la carta, a la que ha tenido acceso EFE, y que firman entre otros la canciller alemana, Angela Merkel, los mandatarios subrayan que es el momento de cerrar este acuerdo ante la “amenaza del proteccionismo” y otros factores geopolíticos que afectan a las exportaciones.

Recuerdan que el acuerdo convertiría a la Unión Europea en el primer socio comercial del Mercosur y permitiría a las empresas de la UE el acceso a un mercado de 260 millones de consumidores.

Y advierten de que la UE no puede dejar sitio a los argumentos proteccionistas o populistas en materia de comercio y debe aprovechar el momento político de los países del Mercosur para evitar que esta “ventana de oportunidad” se cierre.

Las negociaciones técnicas para un acuerdo entre la UE y el Mercosur -Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay- se iniciaron en Buenos Aires en abril de 2000 y desde entonces se han celebrado más de una treintena de rondas de negociación en un proceso complejo que ha contado, incluso, con bloqueos de muchos años.

No hablan de agroganadería, que es donde más quejas está recibiendo este acuerdo

En las últimas semanas ha habido un impulso favorable a este acuerdo por parte de varios líderes, aunque aún falta al menos una ronda de negociaciones técnicas para resolver las últimas diferencias tras dos décadas de conversaciones.

La misiva que ha promovido Sánchez la firman, además de él y Merkel, los primeros ministros Antonio Costa (Portugal); Mark Rutte (Holanda); Andrej Babis (República Checa); Krisjanis Karins (Letonia) y Stefan Lofven (Suecia).

Los firmantes consideran que los países del Mercosur han hecho importantes “progresos” en su reflexión interna sobre este acuerdo y “parecen determinados” a una mayor liberalización de sectores muy importantes para los europeos, y creen que eso es algo que la Comisión debería reconocer para culminar el acuerdo.

Sectores entre los que la carta cita la fabricación de automóviles o maquinaria y la industria química o la farmacéutica. Sin embargo, no hablan de agricultura, que es donde más quejas está recibiendo este acuerdo por parte del sector agroganadero español y europeo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here