UPA-UCE Extremadura ha alertado de que la campaña de cereza está paralizada por las tormentas de lluvia y granizo registradas en los últimos meses en las zonas productoras del norte cacereño. Según las primeras estimaciones de la organización agraria se ha perdido en torno a un 40% del conjunto de la producción de cereza.

Las variedades tempranas, que representan en torno al 20% de la producción, han quedado completamente arrasadas por las intensas lluvias. Por su parte, las variedades medias-tempranas, que representan un 25% del total, presentan daños entre el 50 y 80% de su producción.

UPA-UCE destaca que, actualmente, tan solo se está entregando en torno a un 3% de la producción con respecto a una campaña normal. “Las tormentas han dejado daños irreparables en los municipios más castigados por las intensas y constantes lluvias”, señala el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas.

se están entregando en torno a 4.000 kilos diarios a diferencia de los 200.000 kilos en una campaña normal

Por ello, UPA-UCE reclamará a las administraciones un paquete de medidas para los agricultores cereceros afectados.

“Debería haber recogido ya unos 2.500 kilos de cerezas diarias y no he ido ni un solo día a recolectar en esta campaña”, mantiene uno de los productores.

El cultivo de la cereza es fundamental en estas zonas tanto desde el punto de vista social, por el empleo que genera y porque se trata de explotaciones familiares, y también desde el punto de vista económico porque supone el principal sustento de la zona.

Esta organización agraria mantiene que se están entregando en esta campaña de cereza en torno a 4.000 kilos diarios a diferencia de los 200.000 kilos en una campaña normal. “De los 40 millones de kilos que componen la producción total, nos quedan unos 18 por recoger como consecuencia de todos los daños que hemos sufrido en nuestras explotaciones”, apunta Huertas.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here