Poco a poco la mayoría de las Comunidades Autónomas van perfilando su estrategia ante la ola de calor, lo que afecta de forma muy distinta a las actividades agrícolas. Tras Castilla-La Mancha y Cataluña, ahora serán Castilla y León y la Comunitat Valenciana las que prohíben el uso de maquinaria agraria durante todo este fin de semana para evitar incendios. Por su parte, Aragón y navarra, como ya ha hecho Andalucía, piden que se tomen precauciones y dan consejos para evitar los incendios forestales.

La Junta de Castilla y León ha declarado la alarma de riesgo de incendios forestales en toda la comunidad autónoma para los próximos días 14, 15 y 16, debido a que las altas temperaturas estarán acompañadas de un incremento del viento, lo que aumenta aún más la probabilidad de ignición y la velocidad de propagación del fuego.

El nivel de alarma obliga a detener completamente las labores en las comarcas que están realizando la cosecha del cereal y el empacado de paja, que se prohíben los días del 14, 15 y 16 de agosto en el monte y en la franja periférica de 400 metros. Por ello, las autoriddes prohíben el uso de maquinaria agraria y realizar trabajos en el monte y franja de 400 metros con maquinaria que pueda generar deflagración, chispas o descargas eléctricas, como son, entre otras, cosechadores y empacadoras.

Además, este año por el gran desarrollo de la vegetación herbácea, ya totalmente agostada, estas situaciones se pueden complicar, lo que obliga a detener completamente las labores en las comarcas que están realizando la cosecha del cereal y el empacado de paja, que se prohíben los días del 14, 15 y 16 de agosto en el monte y en la franja periférica de 400 metros.

Por su parte, desde la Generalitat Valenciana también se prohíben el uso de maquinaria agraria en numerosas comarcas. Así, se ha roedido a la prohibición del tránsito de personas por senderos y campo a través, la suspensión de trabajos en terrenos forestales y sus inmediaciones, la suspensión del uso festivo-recreativo del fuego con motivos festivos y la prohibición de encender cualquier tipo de fuego en terrenos forestales y su zona de influencia (hasta 500 metros).

La resolución también prohíbe las labores de siega del cereal mediante el uso de maquinaria que pueda originar un incendio entre las 10.00 y las 20.00 horas en la franja de 500 metros colindantes con terreno forestal.

Unas restricciones a las que, de manera preventiva, se han añadido una serie de prohibiciones adicionales como la prohibición de circular por pistas y caminos forestales con cualquier tipo de vehículo, bicicleta o a pie en los siguientes parques naturales: Serra d’Irta, Penyagolosa, Desert de les Palmes, Tinençà de Benifassà, Prat de Cabanes-Torreblanca y Serrà Espadà en las comarcas de Castellón, Serra Calderona, Puebla de San Miguel, Túria, Hoces del Cabriel y Chera-Sot de Chera en Valencia y Serra Mariola, Font Roja El Montgó y Serra Gelada en Alicante.

NO TODOS SON MEDIDAS RESTRICTIVAS: ARAGÓN Y NAVARRA DAN CONSEJOS DE PRECAUCIÓN PERO DEJARÁN TRABAJAR EL CAMPO

Pero no todo son emdidas restrictivas, ya que desde Aragón y Navarra no se prohíben el uso de maquinaria agraria.

El Gobierno de Aragón ha advertido a quienes vayan a realizar labores agrícolas que la Dirección General de Forestal recomienda evitar las horas de mayor riesgo –de 13.00 a 20.00 horas-, y recuerda que es necesario contar con medidas especiales como revisar la maquinaria y llevar herramientas de extinción (extintor, mochila de agua y batefuegos), disponer de una persona de apoyo que haga de vigilante para detectar cualquier ignición, dotado además de algún recurso que le permita una pronta intervención en caso de que se produzca el conato, como una cuba de agua o un tractor con grada, realizar primeramente una pasada perimetral, a menor velocidad y elevando en lo posible la altura de corta, comenzando el trabajo por las zonas de mayor riesgo -las más cercanas a la masa arbolada-, y situando allí, en la medida en que te esa posible, los recursos de extinción.y que en terrenos pedregosos reducir velocidad, adecuar altura de trabajo a pedregosidad y microrelieve del terreno.

Por lo que respecta a las labores agrícolas en Navarra, desde el Gobierno foral se recomienda evitar la realización de trabajos en suelo no urbanizable que requieran el empleo de maquinaria pesada o manual que pueda generar igniciones. La generación de chispas por el funcionamiento propio de la maquinaria o por roces con piedras puede ser motivo del inicio de un incendio forestal. Además, se hace especial hincapié en las labores de empacado, picado de la paja, excavación, cortes con rotaflex, soldaduras, desbroces o motosierras, entre otras.

Se debe evitar realizar los trabajos agrícolas entre las 12 y las 19 horas en los días en que se superen estos límites: temperaturas superiores a 30º C, humedad relativa inferior al 30% y una velocidad del viento superior a 30 km/h.

Además, se debe disponer de extintores o mochilas sulfatadoras de capacidad mínima de 12 litros de agua. Hay que evitar los extintores de espuma, ya que pueden producir la dispersión de pavesas y propagar el fuego. También se debe disponer de batefuegos y mochilas extintoras cuando se circule o trabaje en suelo no urbanizable.

Asimismo, se debe desplazar al campo de labor un tractor equipado con un apero que ayude a realizar un cortafuego, como primera media en el caso de producirse un conato de incendio, perimetrando la zona de ignición. Además, se recomienda que una persona realice labores de vigilancia para, en caso de conato, avisar inmediatamente a los servicios de emergencia.

Otras recomendaciones se dirigen a comenzar la labor de empacado con una pasada perimetral (si fuera posible, dar un laboreo con tractor y apero), continuar por el extremo de la finca opuesto a la dirección del viento, empacar haciendo fajas perpendiculares a la dirección del viento, y reducir la velocidad de avance en terrenos pedregosos o en pendiente.