Apuntes negativos en la tablilla cerealista esta semana, en un mercado que continúa con una operativa floja y con el puerto fuerte y bajando los precios en la lonja del Ebro. El informe USDA de la pasada semana, con unas altas previsiones de cosechas a nivel global, ha bajado los precios en los mercados internacionales y arrastrado a los nacionales. A la abundante oferta de producto en puerto, se une la disponibilidad de oferta de trigo y maíz francés una vez que ha vuelto a la normalidad operativa después del parón de año nuevo. (Ver cotización de la lonja del Ebro y otras lonjas aquí)

FORRAJES: Descensos pronunciados esta semana en las cotizaciones de los forrajes, tanto para los granulados como para las pacas. El parón en los pedidos de exportación por la situación internacional ha supuesto un jarro de agua fría para las empresas que negociaban para el mercado exterior. Los pedidos para Oriente Medio y China se animaban hace unas semanas, pero ahora las empresas tienen que lidiar con los competidores extranjeros con la desventaja de un mayor gasto de transporte por las subidas de los fletes y de un mayor tiempo de llegada al destino. En el mercado nacional, las ventas siguen constantes, pero sin grandes operaciones y comprando para las necesidades puntuales.

FRUTOS SECOS: Sigue sin cambios la tablilla de las almendras, en sintonía con la tendencia de las últimas semanas. El mercado está tranquilo, con los compradores sin hacer pedidos de grandes volúmenes, pero con una almendra americana que continúa con unos precios estables, lo que favorece a mantener las cotizaciones sin cambios. (Ver cotización de los frutos secos de la lonja del Ebro y otras lonjas aquí)

FRUTAS: El mercado de las frutas de pepita continúa tranquilo y sin cambios. Los pedidos van animándose poco a poco, pero todavía el consumo de estas frutas es moderado y no dan para más alegrías. Las peras están más animadas, con una producción esta campaña en Europa que ha sido menor a otros años.

PORCINO: Nueva repetición de precios en la tablilla del porcino, pero con presión para bajar precios. Las ventas en Europa han sido buenas, pero ahora el consumo bajará y por ello algunos mercados europeos ya han bajado los precios, comenzando a presionar a otros mercados para ser competitivos.

La oferta de animales no es grande, pero hemos salido de los festivos con un aumento significativo de peso, culpa de los retrasos navideños y, también, de que el ganadero prefiere pesos grandes y no tener más plazas vacías, sobre todo viendo el precio que ha alcanzado el lechón.

LECHONES: No abandona el signo positivo la tablilla del lechón, que continúa con su escalada de precios. La falta de animales es muy clara, no solo a nivel nacional si no también en toda Europa. La búsqueda de animales supone una dura demanda que continúa tensionando el mercado. La demanda europea no permite entrar animales a España, que tiene que sustentarse casi en exclusiva con la producción nacional, ya de por si escasa.

AVES: Seguimos con la resaca de los festivos en el mercado del pollo vivo y con una operatividad plana. Las salidas en las granjas están siendo lentas y los animales van cogiendo peso. Hay mercancía, la demanda está floja y asoma el signo negativo en la tablilla del vivo como intento para animar las ventas.

En el mercado de la canal también aparecen los recortes. Los pedidos continúan dinámicos, pero sin aumentar volumen, y aunque la producción está más o menos ajustada a la demanda, la tendencia en el mercado es la de recortar ligeramente los precios.

HUEVOS: Sigue la tendencia negativa en el mercado, con nuevos recortes en las clasificaciones. No termina de arrancar la demanda después de los días festivos y los pedidos son más discretos que en anteriores semanas. Tampoco las exportaciones mantienen un buen ritmo y no permiten alegrías.

VACUNO: Subidas tanto en los machos como en las hembras en la tablilla de las canales de vacuno. Hay poca oferta de animales en las granjas y los pedidos nacionales no tienen alegría, pero la exportación está animada y permite subir los precios en vivo. El consumo nacional se resiente durante el mes de enero ya que las economías familiares recortan sus gastos después de los festivos, pero hay cierta estabilidad en las ventas y no hay animales que presionen en el campo. Los pedidos para Europa y para cargar al puerto son los que terminan decantando la balanza.

OVINO: Nuevos apuntes negativos en la tablilla de las cotizaciones del ovino, pero con menos fuerza que en la pasada jornada. Las ventas en los mostradores están bajo mínimos, pero hay poco ganado y cuesta conseguir cordero de peso. Los animales para sacrificio están poco buscados con el nivel de consumo actual, mientras que sí que se buscan los de engorde, pero los cebaderos no quieren pagar a estos precios y fuerzan para seguir bajando.

Siguen las bajadas más pronunciadas en los lechales, al no ser fechas propicias para el consumo de esta carne y, también, debido a que siguen entrando lechales de Europa a precios competitivos.