Las organizaciones representativas del sector agrario en la provincia de Sevilla (ASAJA, COAG y UPA y Cooperativas Agro-alimentarias) han llevado a cabo este jueves 15una concentración simbólica en la plaza de España de la capital andaluza, que ha congregado a unos 600 agricultores y ganaderos, así como a una decena de tractores provenientes de distintas localidades sevillanas para exigir la retirada del decreto de convergencia y que se mantenga el modelo actual en la nueva PAC

Si bien la situación pandémica no aconsejaba congregar a mayor multitud, agricultores y representantes de las cuatro organizaciones han participado en este acto de protesta, que es el cuarto, tras el pistoletazo de salida dado el pasado 15 de marzo, a nivel regional. La movilización ha llegado a Sevilla, tras pasar por Cádiz (19 de marzo), Córdoba (25 de marzo) y Málaga (9 de abril); y continuará en Jaén, el próximo día 29 de abril. Todas ellas, bajo el mismo denominador común: instar al Ministerio de Agricultura la retirada del Real Decreto 41/2001, que conlleva una convergencia brusca y ciega de la PAC.

Para ello, los 600 agricultores y ganaderos, así como la decena de tractores representativos del sector productor de la provincia de Sevilla, se han dado cita a las 11:00 horas en la plaza de España donde ha tenido lugar la lectura de un manifiesto y la entrega de una copia al subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano Sánchez, máxima autoridad del Gobierno de España en la provincia.

EXIGEN QUE NO HAYA CAMBIOS PARA DEFENDER EL MODELO ACTUAL EN LA NUEVA PAC Y QUE ANDALUCÍA NO PIERDA PRESUPUESTO DENTRO DE ESPAÑA

En el manifiesto, ASAJA Sevilla, COAG Sevilla, UPA Sevilla y Cooperativas Agro-alimentarias de Sevilla subrayan que Andalucía se juega mucho en la actual reforma y que, de hecho, “no puede olvidarse que una parte muy importante del presupuesto existente para la PAC en España lo han conseguido los agricultores y ganaderos andaluces en base a su potencial productivo”.

Por tanto, las organizaciones convocantes exigen en el documento, “que se siga a nivel nacional el mismo criterio defendido para que España continúe manteniendo su peso específico en la PAC dentro del conjunto de la Unión Europea, de tal manera que ello sirva para defender que Andalucía no pierda presupuesto dentro de España, manteniéndose la coherencia en el equilibrio entre territorios, que ha caracterizado el actual sistema nacional de regiones productivas de España”.

Los convocantes defienden el modelo actual en la nueva PAC del marco actual 2014-2020, donde se reconoció la diversidad productiva española mediante el establecimiento de 50 regiones de ayudas definidas en atención a la comarca geográfica, a la orientación productiva y a los niveles de ayuda consolidados por los agricultores y ganaderos, permitiendo que dos agricultores con la misma orientación técnica y con tierra de similar potencial pudieran disponer objetivamente del mismo apoyo, independientemente de la zona de España donde se encontraran.

La diversidad agrícola y ganadera de Andalucía es tan grande, que alberga 48 de las 50 regiones reconocidas en el conjunto de España, siendo Sevilla una de las regiones con mayor número de sectores y hasta 14 regiones productivas.

Para las organizaciones representativas del campo sevillano “no hay necesidad de cambiar el actual modelo”, que es lo que supone la aplicación del Real Decreto 41/2021, “elaborado de forma unilateral por el Ministerio de Agricultura” y que plantea “una aceleración en la convergencia desde este mismo año, de manera brusca e innecesaria, y más allá de lo exigido por la propia Comisión Europea”.

PIDEN RESPETAR EL MAYOR NÚMERO DE REGIONES, QUE NO SE ELIMINEN DERECHOS Y SE EVITE LAS NORMAS REFERENTES A LA NUEVA DEFINICIÓN DE AGRICULTOR GENUINO

Como consecuencia de ello, las organizaciones representativas del campo en la provincia calculan que más del 60% de los agricultores y ganaderos sevillanos, unos 17.000, pueden ver reducidos sus importes de ayuda. De ellos, 9.200 perderán más de un 10%, mientras unos 3.900 contabilizarán mermas superiores al 20% durante el período transitorio (2021 a 2023).

Todo ello, en un contexto en el que no se han solucionado la mayor parte de los problemas que atravesaba el sector hace más de un año, cuando irrumpió el Covid: elevados costes de producción, crisis de precios, especulación en la cadena, competencia desleal de países terceros y ataques a la actividad.

En resumen, ASAJA Sevilla, COAG Sevilla, UPA Sevilla y Cooperativas Agro-alimentarias de Sevilla han solicitado al subdelegado del Gobierno que traslade al Ministerio de Agricultura los siguientes puntos:

1.- Rechazo al decreto de transición a la PAC, por ser innecesario, porque condiciona el futuro de muchos agricultores y ganaderos, tanto en Andalucía como en la provincia de Sevilla, y porque determina claramente las negociaciones de cara a la nueva PAC.

2.- Solicitar al Ministerio de Agricultura su retirada para continuar con el ritmo de convergencia paulatino que se había acordado para el período actual.

3.- Exigir al Ministerio de Agricultura que, de cara a la nueva PAC de 2023, se respete modelo actual en la nueva PAC, con el mayor número de regiones posible (lo que refleja la diversidad productiva), evite la eliminación de derechos y también evite las normas referentes a la nueva definición de agricultor genuino (pues provocarán la expulsión de muchos agricultores y ganaderos del campo); así como los requisitos gravosos referentes a los ecoesquemas que supongan una mayor pérdida de renta para los agricultores y ganaderos