Una caravana de tractores ha recorrido este viernes las calles de Jerez de la Frontera (Cádiz) en la primera protesta de Andalucía, respaldada por  ASAJA CádizCOAG CádizUPA Cádiz y  Cooperativas Agroalimentarias de Cádiz, por el real decreto de convergencia de la Política Agrícola Común (PAC), que, aseguran, forzará que este año se deje de cobrar hasta un 20% de las ayudas y por su enfado porque «la PAC se creó para ayudar al agricultor y el ganadero, al mundo rural, y con el plan del ministro a quien se va a favorecer es a los fondos de inversión, que podrán comprar tierras sincultivarlas para cobrar las ayudas».

En declaraciones a Efeagro, poco antes del inicio de la tractorada, el presidente de Asaja-Cádiz, Pedro Gallardo, ha acusado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de presentar este decreto «con nocturnidad y alevosía, hasta el punto de que aún no sabemos si habrá 15, 20 ó 25 regiones. El ministro Planas tiene que mojarse y aclarar qué va a hacer»

Ha asegurado que el 60 por ciento de los agricultores y ganaderos gaditanos perderán lo que perciben de ayudas comunitarias, «en algunos casos hasta el 25 por ciento. Hemos intentado atrasar esto lo más posible, pero llega un momento en que el sector no aguanta más», ha señalado Gallardo.

Ha asegurado que a este decreto se suma una «mala negociación del presupuesto de la PAC en Bruselas», ya que se recibirán 40.000 millones de euros en vez de los 47.000 millones anunciados por el Gobierno de España.

«HAY QUE TENER TANTAS REGIONES COMO REALIDADES PRODUCTIVAS HAY EN EL CAMPO. LA NORMA SE DEBE ADAPTAR A LA REALIDAD Y NO AL CONTRARIO»

Asaja, COAG y UPA han coincidido en denunciar este decreto de «convergencia acelerada y agresiva» que afectará de forma «muy radical» a ciertas zonas de Andalucía y que cuya aplicación, recuerdan, «no es una exigencia de Europa».

«La Unión Europea (UE) dice que se puede aplicar hasta 2026 y no en uno o dos años», ha recalcado el presidente de Asaja en la provincia de Cádiz.

La reducción de 50 zonas productivas en Andalucía a unas siete ha provocado el malestar de estas asociaciones agrarias que han calificado el cambio de «nefasto». «Hay que tener tantas regiones como realidades productivas hay en el campo. La norma se debe adaptar a la realidad y no al contrario», ha defendido en declaraciones a Efeagro Miguel Pérez, presidente de COAG-Cádiz.

Junto a él, ha estado presente MIguel Blanco, presidente de COAG Andalucía (y único dirigente regional que se ha acercado a esta primera protesta de Andalucía contra la PAC), qque de forma clara y directa ha arremetido contra el ministro Planas y su plan de convergecia, al señalar que «con el plan del ministro a quien se va a favorecer es a los fondos de inversión, que podrán comprar tierras sincultivarlas para cobrar las ayudas».

Las organizaciones agrarias han puesto el foco en la «imposición» de una tasa plana «encubierta» en el sistema de ayudas que obligaría a agricultores y ganadores andaluces a reducir el valor medio de 228 euros por hectárea a los 145 euros de media española, muy lejos de los 400 euros de Francia.

«Al reducir las regiones productivas y hacer una tasa plana, en Andalucía perderíamos dinero e iríamos a la media española y no a la mediterránea, como debería ser», ha argumentado el presidente de Asaja-Cádiz.

La presidenta de UPA en Cádiz, Azucena Gómez, ha recordado también a Efeagro que el sector del campo es «esencial» y ha demostrado «estar a la altura» en 2020 con la pandemia de la covid-19, al paralizar las movilizaciones por los precios para volver al campo y seguir produciendo alimentos «para que no faltasen en las casas».

«Somos un sector que ha demostrado siempre estar a la altura y más en tiempos de pandemia. Merecemos un respiro, no podemos permitir que se nos presione más. la situación de hartazgo es normal», ha apostillado la dirigente de UPA-Cádiz, quien ha reiterado su oposición radical a este decreto.

Tras esta primera protesta de Andalucía contra esta PAC, las movilizaciones continuarán el 25 de marzo con una concentración ante la Subdelegación del Gobierno en Córdoba y se retomarán después de Semana Santa en Sevilla.