La decisión del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) de autorizar un trasvase de 7,5 hectómetros cúbicos (al igual que en noviembre) a través del Acueducto Tajo-Segura para el mes de diciembre, que se destinarán exclusivamente al abastecimiento urbano sin posibilidad  de riego, ha provocado el enfado en las regiones de Murcia y Andalucía, que acusan al Gobierno de cerrar el trasvase a la agricultura.

El Ejecutivo de Murcia ha calificado de “intolerable” y como “nuevo ataque a todo el Levante español” la decisión del Gobierno de España de no trasvasar agua para regadío en el mes de diciembre, a pesar de contar con el informe favorable de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura que, este miércoles 18, ha propuesto un trasvase de 19,6 hm3 para consumo y regadío.

“Es una decisión gravísima y que marca un precedente histórico, cruzando una línea que no debían haber cruzado en ningún momento. Lamentablemente se repite la historia, en el mes de noviembre alegaron situaciones futuras para justificar su decisión partidista en contra del trasvase Tajo-Segura”, explicó el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, ante el anuncio del Ministerio para la Transición Ecológica.

“No podemos comprender que un Ministerio lleve a cabo, por segunda vez, una decisión de este tipo para perjudicar a toda la Región de Murcia y al Levante español, no sólo a los regantes”, lamentó el consejero, quien añadió que “nos gustaría saber cuál es su objetivo y, si es cerrar el trasvase Tajo-Segura, que lo digan claramente”.

Luengo añadió que “en esta ocasión incluyen al Mar Menor para justificar su injusta decisión. No sólo no están haciendo su trabajo en relación a las competencias que tienen en el Proyecto de Vertido Cero, sino que no están invirtiendo las partidas correspondientes; solo están criminalizando al Mar Menor y a la agricultura y parece que están esperando a que el ecosistema reviente”.

andalucia exige una rectificación inmediata de esta decisión

Por su parte, la consejera andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha advertido este miércoles que el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez ha asestado un nuevo golpe a Andalucía, en este caso en materia hídrica, al cerrar el trasvase Tajo-Segura para el riego de las explotaciones agrícolas de Almería, así como de las regiones de Murcia y Alicante.

Crespo ha mostrado desde Bruselas el rechazo total de la Junta a esta decisión «injustificada» tomada por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, «quien ha usado como excusa la situación ambiental del Mar Menor, a pesar de que la Comisión Técnica del trasvase aprobó elevar al Ministerio una transferencia de agua de 19,6 hectómetros cúbicos para diciembre, en base a los informes que elaborados por el Cedex sobre el estado de los embalses de Entrepeñas y Buendía».

La consejera, quien ha reclamado una «rectificación inmediata» y que el Gobierno central «devuelva el agua de regadío» a los usuarios del trasvase, tal y como marca la ley, ha exigido a la ministra Ribera una reunión urgente. «La decisión del Ministerio provocará graves consecuencias en un sector agrícola de Almería al que debemos apoyar en estos momentos de dificultad por la crisis de precios, los aranceles, el Brexit y la sequía, y no generarle aún más problemas», ha incidido.

En este sentido, Crespo se ha mostrado convencida de que este nuevo cierre del trasvase del Tajo-Segura para los regadíos forma parte de una estrategia clara del Gobierno de España «que quiere cerrar el grifo de forma definitiva para la agricultura de Almería». A este respecto, ha recordado la decisión del Ministerio, el pasado mes de septiembre, de incluir a los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía en la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura rompiendo su carácter eminentemente técnico.