El Ministerio para la Transición Ecológica ha autorizado este jueves 21 el trasvase de 7,5 hectómetros cúbicos para el abastecimiento urbano para noviembre del acueducto Tajo-Segura, la mitad de la propuesta de la Comisión de Explotación, aportaciones que podrían reducirse ante las previsiones climáticas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Según informa el Miteco en un comunicado, la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura propuso un trasvase para noviembre de 14,7 hectómetros cúbicos (hm3) teniendo en cuenta el informe de situación presentado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX). En octubre el trasvase fue de 19,2 hm3.

La decisión se ha adoptado en base a las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura, que estipulan que en el nivel 3 el Miteco podrá autorizar un trasvase de forma discrecional pero motivada.

El informe del CEDEX indica que, a 1 de noviembre de este año, el volumen embalsado en Entrepeñas y Buendía alcanzaba los 456,8 hm3, de modo que quedaba un volumen pendiente de trasvasar de 19,2 hm3, por lo que el volumen de embalse efectivo es de 437,6 hm3, inferior al de referencia de 609 hm3 correspondiente al mes en curso.

Esto demuestra que el sistema se encuentra en la “situación hidrológica excepcional o nivel 3”, que se inició en el mes de mayo.

Para el mes de enero, la Comisión ha constatado la previsible entrada del sistema en el nivel 4, por alcanzarse unas reservas conjuntas en los embalses de Entrepeñas y Buendía inferiores a los 400 hm3. Este nivel 4 implica la imposibilidad de realizar ningún tipo de trasvase, ni siquiera para el abastecimiento urbano.

Esta posibilidad viene respalda por un informe de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para la cabecera del río Tajo en el que prevé una acumulación media de lluvias para el próximo trimestre que se “sitúa el rango de normalidad climática”, sin embargo, aplicado al trasvase “significa un régimen de aportaciones por debajo del de extracciones”.

Por ello, según el Miteco, la decisión de limitar el trasvase a 7,5 hm3 para abastecimiento urbano se fundamenta en la aplicación del principio de precaución, posibilitando así que se pueda garantizar durante un periodo más largo de tiempo el uso para consumo urbano restringiendo todas las aportaciones que no vayan destinadas a ese fin.

La medida ha quedado plasmada en una orden ministerial que será publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here