Los accidentes mortales en el campo son una constante a la que ahora se le empieza a poner cifras aunque no sean oficiales, ya que se recogen en base a los datos publicados por los medios de comunicación y con con datos oficiales. Y el resultado es tan aterrador como se esperaba: Cada año mueren una media de 90 personas en el campo por culpa de accidentes de tractor.

En los últimos siete días, cuatro personas han perdido la vida a causa de un accidente de tractor siendo la última de ellas un hombre de 92 años que falleció este mismo miércoles en Guipúzcoa.

No se trata de casos aislados, ya que al menos 880 personas han muerto en los últimos 10 años en accidentes de tractor, lo que supone cerca de unas 90 personas al año. Se trata de un siniestro que acapara el 75% de los accidentes agrarios y en más de la mitad de los casos, el vuelco del vehículo es la causa del fallecimiento.

EL PERFIL DEL FALLECIDO EN EL 54% DE LOS ACCIDENTES MORTALES: VARÓN MAYOR DE 60 AÑOS Y EN EL 91% DE LOS VUELCOS EL TRACTOR NO DISPONÍA DE UNA ESTRUCTURA DE PROTECCIÓN

Son datos del último informe de Fundación Mapfre basado en noticias publicadas por los medios sobre siniestros mortales registrados en el sector agrario en España entre el 2019 y el 2020. Dicho estudio ha sido elaborado por el grupo de investigación de Mecatrónica agraria de la Universidad Pública de Navarra  (UPNA) y el Laboratorio de Maquinaria Agrícola de la Universidad de Zaragoza (UZ) y que recoge Noelia Pérez Castaño en niusdiario.com.

En el documento también se expone el perfil del fallecido en el 54% de los accidentes mortales: varón mayor de 60 años. No obstante, y lo que es más importante, es que en el 91 % de los vuelcos con resultado mortal, el tractor o bien no disponía de una estructura de protección en caso de vuelco, o bien la llevaba abatida. En otro pequeño número de ocasiones, el tractor sí que disponía de estructura de seguridad, pero el tractorista no usaba el correspondiente cinturón de seguridad.

Galicia, con 184 fallecidos por este tipo de accidente, es la comunidad autónoma que más defunciones tiene registradas. José Manuel Ponte, técnico superior en Prevención de Riesgos Laborales de la asociación gallega Unións Agrarias lo tiene claro. “Muchas personas son jubilados y trabajan con maquinaria muy antigua, que no puede renovarse. Además, la gran mayoría trabaja en solitario en sus fincas por lo que, si sufren un accidente, no hay nadie para socorrerlos”.

Otra razón a la que hace referencia, en el caso de Galicia, es a su orografía. “Muchas fincas son pequeñas y están en pendiente, no como en Castilla”. Esto, unido a los demás factores, condiciona mucho la probabilidad que tiene un tractor de volcar.

UNA PREOCUPACIÓN AÑADIDA: 19 MUERTES DE JÓVENES MENORES DE 16 AÑOS EN ESTE TIPO DE ACCIDENTES EN LA ÚLTIMA DÉCADA

La buena noticia es que muchos de estos accidentes se podrían evitar, para lo que desde Unións Agrarias consideran fundamental la formación adecuada, sobre todo a gente mayor que está jubilada, ya que, en caso de sufrir un accidente, este ya no se consideraría accidente laboral. “La ley de prevención de riesgos laborales es muy específica: no te permite utilizar maquinaria demasiado anticuada, te obliga a llevar el cinturón puesto… Lo que pasa es que en casa tú haces lo que quieres. Nosotros damos entre 20 y 30 charlas formativas anuales, pero para personas en edad laboral. Habría que incidir más en la formación de personas mayores”.

Un dato destacable son las 19 muertes de jóvenes menores de 16 años en este tipo de accidentes en la última década. A ojos de José Manuel, la causa principal de esto «es una cifra causada por las malas praxis dentro de las labores de campo a nivel familiar ya que, en muchos casos, todo el mundo ayuda en casa. Tienes un niño que, de forma inconsciente, se pone a manos de esta máquina. Por desgracia, a mí no me gustaría que mi hija condujera un vehículo sin carnet, pero en muchos casos los padres cuentan que sus hijos les ayudan con el tractor con orgullo», asegura. Y es que, al menos en Galicia, afirma que esta mentalidad está muy arraigada y es muy difícil cambiarla «por muchas charlas que des».

Todos estos datos ponen de manifiesto la necesidad de que los agricultores presten mayor atención a los desplazamientos con el tractor por caminos y carreteras; moderen la velocidad, especialmente en las curvas y si van con remolque o con aperos enganchados; y utilicen el cinturón de seguridad y señalización luminosa en vías públicas. Son medidas de precaución muy sencillas de llevar a cabo y que pueden salvar vidas.

(Fotos: Archivo)