La tarde mágica para los niños de la familia veterinaria murciana brilló con luz propia. Acompañados por sus padres más 130 niños disfrutaron jugando en zonas de bolas, colchonetas y futbito orgnizado por el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Murcia. Y tras una suculenta merienda fueron visitados por los reyes Melchor y Gaspar que se dieron un baño de multitudes por unos niños que llenos de ilusión y fantasía empezaron a soñar con unos magos que los colmaron de juguetes. Un año más, la fiesta de reyes se convirtió en una verdadera convivencia veterinaria de niños padres, abuelos y amigos.

Según explica el Presidente de Colegio Oficial de Veterinarios de Murcia, Fulgencio Fernández Buendía, “ha sido un honor y privilegio que nos visiten los Reyes Magos y que, nos hayan traído innumerables regalos, lo que ha traído alegrías e ilusiones a muchísimos niños de la gran familia veterinaria de la Región de Murcia”.

Además, sus Majestades Los Reyes Magos han traído a los más mayores “esperanza de que 2020 será un año mejor para los veterinarios, en el que podamos ver definitivamente la reducción del IVA veterinario, y también que nos traiga formación y reciclaje profesional para nuestros veterinarios, y esperamos que sea un mejor año para que todos nuestros veterinarios tengan trabajo de calidad”.

“Los veterinarios murcianos somos imprescindibles para la sociedad, y esperamos que durante el nuevo año que acabamos de estrenar, podamos contar con mayor reconocimiento social tanto de la ciudadanía como de la propia clase política, para poder ayudando a la sociedad con nuestros conocimientos en distintos ámbitos y podamos contribuir a tener una sociedad más justa, solidaria y con mayor sensibilidad con los animales”, apunta Fulgencio Fernández Buendía.

Esta actividad de convivencia veterinaria se engloba dentro del amplio abanico de jornadas, propuestas y estudios que celebra el Coegio durante todo el año.